Menú Portada
La final de la Copa del Rey de la próxima semana, podría compartirla con Euskal Telebista y TV3

TVE tendrá que deshacerse de parte de sus derechos deportivos por la limitación presupuestaria

Mayo 5, 2009

La nueva ley de financiación de RTVE, que será aprobada el próximo viernes por el Consejo de Ministros y que contempla la supresión de la publicidad, hará que la televisión pública tenga que replantearse muchos de sus proyectos de futuro, como es el caso de las retransmisiones deportivas. Justo en el momento en que acaba de hacerse con los derechos de las futuras ediciones de la Champions League, por la que pagará la próxima temporada 30 millones de euros por 18 encuentros. Ante lo que se avecina, ya han comenzado a ver dónde se puede recortar y la próxima semana, la final de la Copa del Rey, podría compartirla con TV3 y Euskal Telebista.

pq__Copa_Rey.jpg

Si el Gobierno aprueba esta semana la norma que regulará la financiación de la televisión pública como todo apunta, muchas de las cuentas formuladas por el presidente Luis Fernández se van al garete. Por ejemplo, su política deportiva. Hace pocos meses TVE se hizo con los derechos de retransmisión de la Champions League de fútbol, a medias con la Forta (asociación de cadenas autonómicas), para las tres próximas temporadas. En la próxima temporada TVE pagará 30 millones de euros –la Forta pagará 35 millones- por 18 encuentros. Con la nueva ley eso supone haber consumido ya un 25 por ciento del máximo que se puede destinar a la parcela deportiva, puesto que sólo se podrá destinar al concepto el 10 por ciento del presupuesto total que se estima en 1.200 millones de euros.
Con los 90 millones restantes tendrá que pagar todo lo demás. Por ejemplo, los 23 millones de euros que cuesta el Mundial de Motociclismo. Y los cinco millones que cuesta Roland Garros. Y los seis millones del Tour de Francia. Y los seis millones que supone la Copa del Rey de fútbol, adquirida para tres años, con incrementos anuales. Y los 10 que se pagan por los partidos de la selección de fútbol. Sólo con estos seis acontecimientos se van 83 de los 120 millones disponibles.

No hay para todo

Y no hemos contado la Vuelta a España, la Liga italiana de fútbol, la Liga inglesa, el resto del circuito de tenis, la Liga ACB, la Euroliga de baloncesto, la Liga de fútbol sala o la de balonmano. Para todo no llega. La pregunta es, ¿y cuándo haya acontecimientos extraordinarios como mundiales o europeos de atletismo o natación, qué ocurrirá? Ni que decir tiene en años olímpicos.
La semana próxima se juega la final de la Copa del Rey de fútbol. TVE ha pagado seis millones de euros por los derechos, en los que está incluida la Supercopa de España que se juega en agosto. Telecinco pagó el año pasado tres millones de euros por ese paquete, pero los hombres de Luis Fernández han ido a por todas, antes de saber de recortes, y han comprado por el doble por tres años. De momento, para el próximo miércoles en el Barcelona-Athletic, han ofrecido compartir gastos con TV3 y Euskal Telebista, dando la señal a estas dos operadoras para que hagan la final en catalán y euskara. Achicando agua.
Jaume Roures, presidente de Mediapro y principal proveedor de CRTVE en cuanto a producciones vendidas, anunciaba días atrás que para la próxima temporada sacará el partido en abierto de los sábados de la Liga española a concurso. Pide 250 millones de euros por los 38 partidos, a 6,6 millones de euros por encuentro. Si Fernández tenía in mente hacer oferta, ya ha perdido las ganas y las posibilidades.