Menú Portada
HUELGA EN RTVE (II)
Paga 200.000 euros por los partidos de la selección sub-21 cuando antes eran gratuitos

TVE emitió el España-Francia porque le costó 33.000 euros el minuto

Marzo 3, 2010

Adelantó un 15% del importe dos años antes de entrar en vigor el nuevo contrato

Paga 3 millones de euros por cada final de la Copa del Rey y de la Supercopa

Abona un porcentaje variable a la RFEF por incremento de audiencia sin recibir ninguna contrapartida


Quién se lo iba a decir a Alberto Oliart. Al final, el partido amistoso entre las selecciones de España y Francia se emitió en directo por La Primera de TVE pese a la convocatoria de huelga. El presidente de la Corporación pública se ha apuntado un tanto ante su jefe, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Nos aseguran que el líder del PSOE más que un puñetazo, pegó un zapatazo ante la posibilidad de la no retransmisión del partido. Unos creen que ha sido un acto de buena fe por parte de los sindicatos de cara a la dirección. Otros vaticinan la larga mano, vía UGT y Comisiones Obreras, de Moncloa. Lo cierto es que la huelga se ha diluido o, como aseguran, ha quedado en nada. Eso sí, pese a la legislación vigente que prohíbe la emisión de publicidad, la conexión con el estadio francés comenzó con los logotipos de Iberdrola, Cruzcampo y Chevrolet como patrocinadores de la selección española de fútbol, que posteriormente se pudieron visualizar en el banquillo del seleccionador Vicente del Bosque. Y la marca Lacoste en los chubasqueros del presentador de TVE y del comentarista Andoni Zubizarreta.

 

Pero el verdadero motivo de la retransmisión es otro: el pura y estrictamente económico. Y es que los partidos de la selección española son el mayor ejemplo de gasto en derechos deportivos como pueden ver en el siguiente cuadro adjunto con el coste de diferentes eventos en 2008.

 
 
 
Un coste mucho mayor a partir de este año, en el que se aplica un incremento de un 52,6%. Es decir si cada partido de “la roja” costaba en 2008 2,5 millones, en 2010 superaran los 3,75 millones, de 22.000 euros el minuto a 33.000 euros. La excusa de este incremento está en una serie de contrapartidas como la instalación de un set en las concentraciones, vallas publicitarias o la llamativa cesión de anagrama de TVE en la ropa deportiva ¿Por qué tiene que publicitarse la televisión pública? o una menor cesión de espacios publicitarios gratuitos. Teniendo en cuenta la ausencia de publicidad, los anuncios de Chevrolet, Iberdrola o Cruzcampo que se emitieron ayer como patrocinadores de la selección tienen un valor de mercado mucho mayor que las teóricas compensaciones que recibe la televisión pública.

Nada gratis

En el nuevo contrato TVE no escatima en gastar y por adelantado. Así los partidos de la selección española sub21 se valoran a 200.000 euros cada uno, mientras que en el contrato anterior los derechos audiovisuales de estos partidos eran gratuitos, algo normal dado su escasa audiencia y la labor de fomentar el futbol base.

Todo ello adelantando una importante cifra de dinero, y es que Televisión Española anticipó el 15% del coste total, cuando en el anterior contrato este anticipo sólo representaba el 9.4%. Además, se adelanta sobre unos derechos cuya parte principal (el 94%) no se ha iniciado hasta el 1 de enero de este año (dos ejercicios después del pago). En el anterior contrato, con el anticipo se iniciaban los derechos de retransmisión.

Y por supuesto si el share es bueno, la Federación recibirá una retribución económica adicional, pero si es malo, TVE, la cual pagamos todos no recibe ninguna compensación.

 

Copa del Rey y Supercopa a precio de oro

 

La Federación Española de Fútbol y las empresas que tienen sus derechos y los revende a TVE no sólo hacen caja con la selección, la venta de los derechos de la Copa del Rey y la Supercopa también suponen un buen pellizco. En 2008, TVE firmó un contrato, que se inició en 2009,  por el que se adquiriró los derechos de retransmisión de la “Final de la Copa del Rey de fútbol” y la “Supercopa de España” , este contrato fue aprobado por unanimidad por el Consejo de Administración.

 
Con este contrato firmado con el Grupo Santa Mónica Sports y la Real Federación Española de Fútbol, se pactó un precio de 3.000.000 de euros por cada una de las finales contratadas. La final de la Supercopa, en su formato actual, es de dos partidos y celebrada antes del inicio de la temporada regular, de poco seguimiento por los espectadores. A pesar de ello, el contrato ni refleja una bajada de su precio si el formato pasara de dos partidos a un partido.

Con dinero ajeno, que fácil se dispara.