Menú Portada
EXCLUSIVA: DEMOLEDORA AUDITORA DE HACIENDA DEL ÚLTIMO AÑO DE GESTIÓN DE CAFFAREL EN RTVE (V)

TVE abonó a Globomedia 2,3 millones de euros por cinco capítulos de la serie “Fuera de Control” que no se emitieron

Noviembre 6, 2007

“Televisión española está asumiendo todos los riesgos, económicos y de audiencia, frente a la posición de la productora a la que se asegura el cobro aunque sus aportaciones creativas no tengan el respaldo de la audiencia”
 
En total, la productora se embolsó 5.854.759 euros con un coste por capítulo de 470.236 euros
 
El espacio se suspendió en la octava edición, con un 12,9% de share, “lo que supuso una escasa rentabilidad de los difundidos” asegura la Auditora
 
La serie comenzó con todos los capítulos grabados, “lo que supone un riesgo económico en caso de no alcanzar las expectativas de audiencia, como en la práctica ocurre”


En Televisión Española nunca pasa nada. Y menos desde el 1 de enero de 2007 cuando, por unanimidad de todos los partidos políticos, se creó la actual Corporación RTVE presidida por Luis Fernández. Eso supuso borrón y cuenta nueva en las cuentas del Ente Público. Todas las supuestas irregularidades cometidas hasta esa fecha quedarán impunes. Eso sí, con los impuestos de todos los españoles.
En nuestra edición de ayer anticipábamos algunas de las recomendaciones que la Interventora General de Hacienda en RTVE realizaba en su Informe de Fiscalización: “Debe minimizarse el riesgo que conlleva la producción anticipada de programas de elevado coste y acomodar los ritmos de producción y emisión”; “El presupuesto detallado de la productora debe acompañar a los contratos entre TVE y estas empresas externas”; y, entre otras, que “los costes elevados que presentan algunos programas, largometrajes y retrasmisiones deportivas hacen que sea muy difícil rentabilizarlas comercialmente”. Avanzaremos más, pero no cabe duda que el último año de mandato de Carmen Caffarel al frente del extinto Ente Público dejó mucho que desear.

Globomedia, la gran privilegiada

Y entre los preferidos de la actual presidenta del Instituto Cervantes se encontraba la productora Globomedia hoy accionista de su rival La Sexta. Ayer relatábamos el caso del espacio “Splunge” realizado por la compañía integrada, entre otros, por Emilio Aragón. Un programa que arrojó perdidas para el Ente Público con un coste total de 3,6 millones de euros y un precio por capítulo, tres de ellos se emitieron siete meses después, de 180.705 euros.
Como siempre nos limitamos a reproducir, pueden contrastarlo en el documento que se adjunta, lo que denuncia la Interventora de Hacienda. TVE firmó un contrato de producción completa con Globomedia de 13 capítulos de 75 minutos de duración, con un coste presupuestado de 6.172.400 euros (474.800 euros por capítulo). De esta cantidad, la sociedad de Emilio Aragón se embolsó 5.854.759 euros. “Las certificaciones de programas grabados, visionados y entrega de materiales se acumulan en los últimos días de diciembre de 2005”, advierte la delegada de Hacienda. Para continuar: “Se inicia la emisión de la serie con todos los capítulos grabados, lo que supone un riesgo económico en caso de no alcanzar las expectativas de audiencia, como en la práctica ocurre”.

De privilegio, en privilegio

¿Piensan que ese fue el único privilegio de Caffarel hacia Globomedia? Para nada. “Tras la emisión del octavo capítulo, prosigue, con un 12,9% de share, se ha retirado la serie de la parrilla de emisión, lo que ha supuesto, además de la escasa rentabilidad de los capítulos emitidos, un coste de 2.374.000 euros abonados a la productora sin rentabilidad para TVE”. No todo queda ahí. “La media de la cuota de emisión de los seis primeros capítulos emitidos ha sido del 16,5% (8,5 puntos por debajo del “share de referencia” y 4,4 puntos por debajo del share en la misma franja horaria”.

Con los impuestos de todos los españoles

Y la puntilla: “TVE está asumiendo todos los riesgos, económicos y de audiencia, frente a la posición de la productora a la que se asegura el cobro aunque sus aportaciones creativas no tengan el respaldo de la audiencia”. Sin comentarios  No es de extrañar que las competidoras de TVE, bueno, todas menos La Sexta, están que trinan con la pública. E insistimos con el dinero de todos los contribuyentes. Gobierno de España.