Menú Portada
Su inmovilizado creció también en 47 millones de euros en tan sólo un año

Turespaña aumentó en 2010 su gasto en subvenciones en un 35% hasta los 114,7 millones de euros

Noviembre 8, 2011

El Organismo Autónomo que preside Joan Mesquida pasó de tener 680 millones en terrenos  y construcciones a 732 millones

Cerró este ejercicio con un “desahorro” de 3,6 millones a pesar de que el Estado aumentó sus transferencias en casi 39 millones

Actualmente mantiene 33 Consejerías de Turismo en el exterior


Este año 2011 cerrará presumiblemente con la economía española en recesión tras el parón que ya ha constatado entre otros el Banco de España en este trimestre. Todo ello a pesar de uno de los pocos salvavidas, por no decir el único, como es el turismo.

Así, según un estudio publicado recientemente por Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur), en el pasado mes de agosto España batió un récord histórico con la entrada de 7,64 millones de turistas internacionales, un 9,4 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior y es que en los ocho primeros meses, España recibió casi 40 millones de turistas internacionales en los ocho primeros meses de 2011, lo que supone una mejora del 7,8% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

La razón principal es desde luego la inestabilidad del norte de África que ha llevado a muchos turistas extranjeros a abandonar estos destinados más baratos en busca de la seguridad de nuestro país, y es que a pesar de los millones que el Gobierno se gasta todos los años principalmente a través de Turespaña.

Gasto millonario en la promoción del turismo

Y es que mucho antes de que estallará la llamada “primavera árabe”, el Organismo Autónomo presidido por Joan Mesquida incremento su gasto en el año 2010 de los 227 millones de euros hasta los 257 millones, principalmente en la partida de subvenciones que alcanzó los 114,7 millones, un 35% más que en el ejercicio anterior.

El resultado es que a pesar de que las transferencias del Estado crecieron en 39 millones de euros, el resultado negativo, denominado como “desahorro” acabó alcanzando los 3,6 millones de euros.

Pero no solo eso, el Instituto de Turismo de España que tiene un balance total valorado en 810,3 millones de euros, tiene como partida principal el inmovilizado material que en ese mismo año, subió hasta los 732 millones de euros desde los 680 millones del año anterior.

Y es que mientras se habla de reducir el tamaño de la Administración, Turespaña mantiene 33 Consejerías Españolas de Turismo en el extranjero, un tamaño más que considerable cuando media docena de países acaparan mucho más de la mitad del número de turistas extranjeros y evitar por ejemplo que un Organismo del Estado cierre el ejercicio con un saldo de Tesorería negativo en 2.776.925,57 euros.