Menú Portada
La directora del Museo de Arte Cicladico de Grecia falleció víctima de un cáncer

Tristeza en la Casa Real por la muerte de la filántropa Dolly Goulandris, gran amiga de doña Sofía

Marzo 24, 2008

A su multitudinario funeral se le otorgó protocolo de Estado y entre los asistentes se encontraba el ex rey Constantino, hermano de la monarca española

En su pinacoteca se exhibieron sendas exposiciones de Dalí y El Greco, ambas inauguradas por la reina doña Sofía

En 1999 la esposa del fallecido armador griego Nicolas P. Goulandris trajo al Museo de Arte Reina Sofía la exposición titulada “Esculturas de las Islas Cicládes”


El pasado 15 de febrero falleció en Atenas, a los 87 años de edad, víctima de un cáncer, la coleccionista de arte y filántropa Dolly Goulandris, presidenta de la Fundación Nicolás Goulandris y del Museo de Arte Cicládico, quien junto con su marido, el armador Nicolás P. Goulandris, consiguió crear y mantener una de las mejores colecciones de arte prehistórico griego del mundo.
Aunque por razones culturales en nuestro país semejante óbito apenas tuvo trascendencia, la tristeza por esta pérdida inundó las estancias palaciegas de la reina doña Sofía, según informaron a extraconfidencial.com fuentes de la Zarzuela, hasta el punto que los monarcas españoles se saltaron la petición expresada por la familia en las esquelas publicadas en los diarios atenienses -no mandar coronas sino donaciones a obras filantrópicas- enviando a sus exequias una preciosa corona de flores.
Sobradamente conocida es la profunda pasión arqueológica que profesa nuestra monarca, quien durante su juventud, con apenas 19 años de edad, publicó sendos libros titulados “Miscelánea arqueológica” y “Cerámica en Decelia”, quien además de compatriota de Dolly Goulandris era también gran amiga suya.

Multitudinario funeral repleto de altas personalidades

Aunque su verdadero nombre era Ekaterini, nacida en Londres, siempre fue conocida como Dolly. Su formación la adquirió entre Inglaterra, Grecia y Estados Unidos, cursando estudios en el Barnard College y la Universidad de Columbia. Casada con el armador griego Nicolás P. Goulandris, con permiso del Estado, ambos comenzaron a coleccionar arte ciclácico a comienzos de los años 60. Su objetivo era evitar que los objetos conocidos de tan singular expresión artística (3000 antes de Cristo hasta el siglo I después de Cristo) original de las islas Cíclades, se dispersaran por el mundo y desaparecieran. En apenas dos décadas, el matrimonio logró reunir una excelente colección de piezas subastadas en el extranjero y puestas a la venta en mercados internacionales, que adquirieron y retornaron a Grecia. Dolly era considerada una de las principales embajadoras de la cultura del país heleno dentro y fuera de sus fronteras.
A su multitudinario funeral ortodoxo, celebrado cuatro días después de su muerte con protocolo de estado en la Iglesia de San Dionisio en Kolonaki (Atenas), presidido por el recién elegido arzobispo ortodoxo de Atenas y de toda Grecia Jerónimo de Teba y Livadia, acudieron relevantes personalidades de la política y la cultura griegas.
Entre ellas, según fuentes de la Casa Real, destacó la presencia del ex presidente de la República Konstantinos Stephanopoulos, el ex rey Constantino (hermano de doña Sofía), el primer ministro Constantinos Karamanlis acompañado por otros seis ministros, los ex primeros ministros Constantino Mitsotakis y Costas Simitis, el alcalde de Atenas, Nikitas Kaklamanis, y numerosos representantes del mundo cultural, económico y político de Grecia. Tras este emotivo y concurrido acto de despedida, Dolly Goulandris recibió sepultura en el Primer Cementerio de Atenas

Mejor colección de arte prehistórico griego del país

Durante el año 1985 Ekaterini “Dolly” Goulandris creo una fundación en memoria de su marido, fallecido en 1983, para proteger las piezas que durante más de 20 años ambos atesoraron. Tres años después, en 1986 inauguró el Museo de Arte Cicládico y Arte Antiguo en pleno centro de Atenas, donde quedó instalada y expuesta su sensacional colección privada. Considerada uno de los mejores de la capital helena, su colección permanente está integrada por más de 3000 piezas.
Este entrañable vínculo hispano heleno permitió que sus modernas instalaciones albergaran importantes exposiciones de arte español como la de “Salvador Dalí: Singularidad y Mito” en 2003 y “El Greco y su taller”, en octubre de 2007, ambas inauguradas por la reina Sofía.
Dolly Goulandris profesaba gran cariño y admiración por la soberana española. En 1999, esta millonaria discreta y apasionada de la prehistoria griega, trajo al Museo de Arte Reina Sofía, una muestra de su colección titulada “Esculturas de las Islas Cicládes”.