Menú Portada
Las subvenciones fueron otorgadas apenas quince días antes de las elecciones generales del pasado 20-N

Trinidad Jiménez concedió más de dos millones de euros a las Fundaciones de los partidos políticos para consolidar la democracia en Cabo Verde, Palestina o Guinea Ecuatorial

Noviembre 27, 2011
pq_923_Trinidad-Jiménez.jpg

Apenas quince días antes de las elecciones generales del pasado 20-N, que colocaron al popular Mariano Rajoy en el Palacio de La Moncloa como presidente del Gobierno, el ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, que aún dirige en funciones Trinidad Jiménez, otorgó 2.200.000 euros a Fundaciones y Asociaciones dependientes de partidos políticos con representación parlamentaria de ámbito estatal, para la promoción de actividades de formación, consolidación y difusión del sistema democrático.

Al parecer, la crisis económica que ahoga a cinco millones de españoles no fue óbice para que la ministra Jiménez, a través de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional, organismo dependiente de Asuntos Exteriores y que controla Soraya Rodríguez, soltara tan importante suma de dinero en unos momentos tan difíciles para el país, con unas elecciones a la vuelta de la esquina, y para unos fines que podrían ser casi una frivolidad si se tiene en cuenta la coyuntura económica.

Dinero para todos

En concreto, la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) que fundó el ex presidente José María Aznar cuando dejó el poder, recibió 1.019.920 euros para “promoción de la libertad, las reformas políticas y la democracia, fortalecimiento de los partidos políticos y divulgación de los valores de la cooperación internacional en los países donantes”, según especifica el documento. Por su parte, la Fundación Ideas para el Progreso del Partido Socialista obtuvo 974.820 euros destinados, entre otras acciones, a difundir y consolidar el sistema democrático en países como Cabo Verde, Túnez, Palestina, Guinea Ecuatorial, República Dominicana o Colombia, además de organizar encuentros y seminarios internacionales en África, el Cono Sur o la cuenca del Caribe.

La Fundación Catalanista i Demócrata Trias Fargas, dependiente de Convergencia Democrática de Catalunya, también percibió 40.260 euros para programas de afianzamiento democrático en el Magreb y el liderazgo social y político en Colombia. Otra fundación catalanista, la Rafael Campalans, afín al Partido Socialista de Cataluña y que toma el nombre del político progresista de principios del siglo pasado, se adjudicó 122.540 euros destinados a la cooperación política en el Mediterráneo, mientras que la Fundación Josep Irla, de Esquerra Republicana de Catalunya, consiguió 18.040 euros para el fortalecimiento del sistema democrático internacional.

Ayudas a agrupaciones independentistas

Otra Agrupación de carácter independentista, Galiza Sempre, perteneciente al Bloque Nacionalista Galego, también se llevó su parte del pastel; en concreto 9.240 euros para llevar a cabo encuentros internacionales, sin que el informe del BOE ofrezca más datos. Por último, la Fundación Progreso y Democracia (UPyD), de Rosa Díez, fue ‘agraciada’ con 2.860 euros para el desarrollo y ampliación de una página web sobre democracia en Latinoamérica, sin especificar el documento de qué dirección de Internet se trata.

No es la primera vez que a Trinidad Jiménez se le va la mano en lo que se refiere a soltar millones para las Fundaciones de los partidos políticos con representación parlamentaria. Como ya publicó Extraconfidencial.com el pasado 14 de junio, la todavía ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación también destinó 2.200.000 euros en aquella fecha para los mismos fines; esto es, para la promoción, consolidación y difusión del sistema democrático. Jiménez realizó aquella maniobra poco después del batacazo del Partido Socialista en las elecciones municipales y autonómicas del 22-M y en una situación económica y social irreversible e insostenible para el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Daniel Leguina