Menú Portada
Exteriores hace públicas sus ayudas internacionales en el primer trimestre de 2011

Trinidad Jiménez concede 30 millones de euros en alimentos a países “sin determinar”

Junio 21, 2011

El total de las ayudas concedidas se dispara, ni más ni menos, hasta los 98.236.189 euros 

Afganistán recibirá 10 millones para la mejora de infraestructuras


Recientemente conocíamos que la Junta de Castilla-La Mancha, hasta esa fecha presidida por José María Barreda, no había pagado “ni un solo euro” de los más de 4,5 millones comprometidos en programas ejecutados por Caritas para ayudas sociales, dinero que la organización ha anticipado para atender a las personas más necesitadas. Mientras esto acontecía, la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, hacia pública una resolución de la Presidencia de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, por la que se publican subvenciones y ayudas de cooperación internacional concedidas en el primer trimestre del año 2011. El montante total se dispara, ni más ni menos, hasta los 98.236.189 euros.  

Y entre todas ellas destaca la concesión por 30 millones de euros al Programa Mundial de Alimentos (PMA), que irán destinados a países “sin determinar”. Se supone que el citado organismo internacional decidirá a dónde va dirigido el dinero, pero lo cierto es que la suma sale de España sin rumbo fijo. Así se desprende del Boletín Oficial del Estado (BOE), que aclara que la finalidad de la subvención es la “atención de los llamamientos del PMA mediante asistencia alimenticia en operaciones de emergencia, apoyo logístico, socorro y hermanamiento con terceros países para distribuir alimentos”.

Afganistán, entre los agraciados

Otros 10 millones de euros serán entregados a UNICEF para “proporcionar asistencia de emergencia y rehabilitación a poblaciones damnificadas por desastres naturales y provocados por el hombre, así como crisis olvidadas originadas por desastres naturales o contiendas civiles”, pero el ministerio no aclara en qué zonas del planeta se invertirán. Estas ayudas son concedidas por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, dependiente del ministerio de Asuntos Exteriores, en el primer trimestre de 2011. Entre la Organización de las Naciones Unidas para Agricultura y la Alimentación (FAO), la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Cruz Roja se repartirán otros 27 millones de euros.

Por el contrario, Afganistán, país que vive una de sus peores pesadillas desde que, primero Bush y después Obama decidieran invadirlo con la excusa de acabar con el terrorismo internacional, sí aparece como tal en la lista de agraciados de Jiménez. La nación de Asia Central, sumida en el caos y la destrucción, se lleva casi 10 millones de las arcas del Ministerio. Según el BOE, los fondos se dedicarán a la “mejora de infraestructuras de desarrollo rural, salud pública, agua y saneamiento, educación, desarrollo del tejido económico y fortalecimiento institucional”.

El aeropuerto de la ciudad de Herat, al oeste del país, recibirá otro medio millón de euros para mejorar sus instalaciones. Lo más gracioso es que es probable que la inversión caiga en saco roto, todo dependerá de lo que tarden los talibanes en boicotearlo. Cabe recordar que España participa, con unos 1.500 soldados, en la guerra encubierta disfrazada de misión internacional y dirigida por el Ejército estadounidense. Las tropas españolas ya han sufrido 30 bajas.

A Orán le toca la lotería

Prácticamente todos los países de Hispanoamérica reciben también inyecciones económicas del ministerio de Trinidad Jiménez, y en su mayoría van destinadas a la formación en los centros de cooperación española. Las inversiones en esta zona del planeta oscilan entre los 10.128 euros de Belice y los 673.952 de Colombia. A la ciudad de Orán, en Argelia, también le ha tocado la lotería. Para revitalizar su centro histórico y luchar contra el paro juvenil, el ministerio de Exteriores le concede 100.000 euros. A estas alturas quizá Trinidad Jiménez se haya olvidado de que casi un millón de españoles menores de 25 años no tienen trabajo, la tasa más alta con diferencia de la Unión Europea y de la historia de nuestro país.

Daniel Leguina