Menú Portada
Las ayudas van dirigidas a la promoción de actividades de formación, consolidación y difusión del sistema democrático

Trinidad Jiménez concede 2.200.000 euros a las Fundaciones de los partidos políticos

Junio 13, 2011

El Consejo de Ministros les concedió subvenciones, en materia de financiación, por un importe de 82,3 millones

Además, los que ostentan representación en el Congreso reciben cerca de un millón de euros cada tres meses para sufragar gastos de seguridad


La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha concedido 2.200.000 euros en materia de subvenciones para Fundaciones y Asociaciones dependientes de partidos políticos con representación parlamentaria. En plena crisis económica, con cinco millones de parados y más del 20% del Producto Interior Bruto procedente de la economía sumergida, y con Comunidades Autónomas como Castilla-La Mancha en bancarrota técnica –así afirma Dolores de Cospedal que se ha encontrado la región de la que va a ser presidenta-, la clase política continúa con su despilfarro galopante.

Tras el escándalo de los sueldos de Sus Señorías o el de los coches oficiales, ahora el conjunto de la sociedad tiene que aguantar una nueva salida de tono de sus dirigentes, que se van a repartir un suculento pastel. Según anuncia el Boletín Oficial del Estado (BOE), la partida presupuestaria va dirigida “a la promoción de actividades de formación, consolidación y difusión del sistema democrático”… pero tal y como está el patio, a más de uno le asaltarán las dudas.


Dinero para todo tipo de gastos


Estas subvenciones, convocadas en régimen de concurrencia competitiva por la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional, dependiente del ministerio que dirige Trinidad Jiménez, van destinadas a los países identificados en el Plan Director de la Cooperación Española. Las fundaciones de los partidos políticos que las reciban tendrán que hacer uso de ellas antes del 31 de diciembre. El presupuesto incluye gastos de personal, materiales y equipos, así como gastos indirectos, que el BOE tipifica como “propios del funcionamiento regular de la Fundación”. La cantidad adjudicada a cada formación política irá en función del número de escaños en el Congreso de los Diputados y el Senado.
Según aclara el BOE, los partidos deberán justificar dónde ha ido a parar el dinero recibido y para qué actividad se ha utilizado. También deberán someterse a las comprobaciones, seguimientos y evaluaciones de la Secretaría de Cooperación Internacional, así como al control financiero, que corresponde a la Intervención General de la Administración del Estado y al Tribunal de Cuentas. Por otro lado, los partidos políticos beneficiarios están obligados a conservar las facturas que justifiquen la aplicación de los fondos recibidos.


Lluvia de millones tras el 22-M


Esta partida presupuestaria se suma a los 31,5 millones que recientemente se adjudicaron los Grupos políticos, en el marco de la Ley de Financiación de Partidos. Tras las elecciones del 22 de mayo, cada formación recibió 276,85 euros por concejal y 0,55 euros por cada uno de los votos obtenidos. Sólo entre los dos grandes partidos se repartieron más de 21 millones. El Partido Popular llenó sus arcas con 11.996.965, 20 euros (8.474.031 votos y 26.499 concejales), mientras que el PSOE obtuvo 9.478.041, 80 euros (6.276.087 votos y 21.767 concejales).


Por otra parte, el Consejo de Ministros autorizó recientemente la concesión de subvenciones estatales anuales en materia de financiación de los partidos políticos con un montante total de 82.354.480 euros, 1,1 millones más que en el 2010, de los que el Partido Popular (PP) recibirá 34.470.400,58 euros y el PSOE 32.629.432,74 euros, aunque a este hay que añadir los 5.716.965,04 euros del Partido Socialista de Cataluña. Del resto de partidos con representación en el Congreso sólo hay tres que superan el millón de euros: Convergencia Democrática de Catalunya (CDC), con 1.887.559,95 euros; Izquierda Unida (IU), con 1.826.649,92 euros, y PNV, con 1.151.023,89 euros. Les siguen ERC, que recibirá 954.544,63 euros; UPyD, con 758.748,59; BNG, con 629.282,35; UDC, con 629.186,65; CC, con 545.011,38; IPC-Verds, con 485, 935,92; UPN-PP, con 452.614,26; y Nafarroa Bai, que obtendrá 217.124,10 euros.
Por si fuera poco, los partidos con representación en el Congreso reciben cerca de un millón de euros cada tres meses para sufragar gastos de seguridad, a cargo de los Presupuestos Generales del Estado. El dinero se distribuye entre las formaciones políticas de acuerdo con los resultados obtenidos en las últimas elecciones a la Cámara Baja. Y eso que el ministerio del Interior de Alfredo Pérez Rubalcaba ha reducido el número de escoltas en el País Vasco.


Daniel Leguina