Menú Portada
Pero no sugiere subidas de tipos

Trichet observa presiones al alza sobre los precios

Mayo 5, 2011
pq_927_trichet-2.jpg

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, considera que existen presiones al alza sobre los precios, principalmente por el impacto de la energía y las materias primas, por lo que el actual nivel del 1,25% de los tipos de interés resulta “acomodaticio” y será necesario vigilar “muy de cerca” la evolución de la inflación.

La política monetaria “todavía es acomodaticia”, advirtió Trichet en su tradicional rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que mantuvo por unanimidad los tipos en el 1,25%.

En este snentido, el presidente del BCE subrayó que “es esencial el anclaje de las expectativas de inflación” de acuerdo con el objetivo de estabilidad de precios del BCE a medio plazo, así como evitar que el alza de los precios se materialice en efectos de segunda ronda.

Así, el banquero francés renunció a utilizar la expresión “fuerte vigilancia”, una fórmula utilizada tradicionalmente por Trichet cuando la institución se prepara para subir los tipos de interés, lo que sugiere que, por el momento, el BCE mantendrá el precio del dinero al menos hasta su reunión de julio.

A este respecto, Trichet afirmó que la institución “subirá los tipos cuando lo crea oportuno” y destacó que la decisión de subir un cuarto de punto la tasa en la pasada reunión de abril “se reflejó con rapidez en el Eonia, reduciéndose la volatilidad en el interbancario”.

Asimismo, el máximo responsable de la política monetaria de la zona euro precisó que las decisiones sobre tipos de interés del euro no tienen especialmente en consideración la frágil situación de las economías de la periferia de la eurozona, ya que “la responsabilidad de la institución es para el conjunto de la zona euro”.