Menú Portada
Aunque vigila las presiones inflacionistas

Trichet considera “todavía” apropiados los tipos al 1%

Febrero 3, 2011
pq_923_trichet_nooye.jpg

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, ha reiterado que el actual nivel de los tipos de interés, situados en el mínimo histórico del 1%, “todavía continúa siendo apropiado”, a pesar del alza de precios observado, ya que las expectativas de inflación a medio plazo siguen “firmemente ancladas”.

El banquero francés subrayó en la tradicional rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que mantuvo unanimidad y por vigesimoprimer mes consecutivo los tipos en el 1%, que el alza de los precios se explica en gran parte por las presiones alcistas a corto plazo procedentes del precio de la energía y de las materias primas, cuyo efecto “no es relevante” a la hora de establecer la política monetaria del BCE.

“La actual tasa todavía se mantiene apropiada”, dijo el presidente del BCE al comenzar su rueda de prensa, para admitir inmediatamente después la existencia de “evidencias de presiones a corto plazo sobre los precios” en gran medida por el alza de precios del petróleo y las materias primas.

En este sentido, el banquero galo aseguró que la institución prestará gran atención a la evolución de los precios y subrayó que las expectativas de inflación continúan “firmemente ancladas” de acuerdo a los objetivos de la institución, algo que el presidente del BCE calificó como “esencial”.

No obstante, Trichet reconoció que las perspectivas de inflación podrían moverse al alza impulsadas por factores como la evolución de los precios de la energía y de otras materias primas, así como por el impacto de las subidas de impuestos indirectos y tasas administrativas por parte de los Gobiernos en el marco de sus planes de consolidación fiscal.

Permanente alerta

“Lo que cuenta no es la inflación inmediata, sino sobre un horizonte a medio plazo”, dijo Trichet, quien subrayó la importancia que para el Consejo de Gobierno tiene “evitar efectos de segunda ronda” por lo que subrayó que la entidad permanece “pemanentemente alerta”.

“Siempre haremos lo necesario para lograr la estabilidad de precios, aunque sin adquirir compromisos previos”, dijo el presidente del BCE, quien expresó la necesidad de valorar con “prudencia” los cambios en los datos y mantener una vigilancia continua.

“Un desanclaje de las expectativas de inflación daría lugar a un escenario menos favorable para la economía y la creación de empleo”, advirtió Trichet.