Menú Portada
El derrumbe del precio del petróleo aleja el miedo a la inflación

Trichet anuncia una posible bajada de tipos en la próxima reunión del BCE

Octubre 27, 2008

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, anunció hoy la “posibilidad” de que el Consejo de Gobierno de la institución europea decidida una nueva reducción de los tipos de interés en la zona euro, actualmente en el 3,5%, durante su próxima reunión, que se celebrará la primera semana de noviembre, ante la reducción de las expectativas de inflación y la caída de los riesgos vinculados a los precios.

pq_623_Trichet1.jpg

En el transcurso de su intervención en un almuerzo informativo en Madrid, el presidente del BCE dijo que “no es del todo seguro” que la institución europea acometa este recorte, aunque es la primera vez que el presidente del BCE se manifiesta de forma tan clara ante la posibilidad de bajar los tipos de interés. Trichet explicó que si la reducción de tipos se lleva finalmente a cabo será porque el consejo del Gobierno de la institución que preside habrá considerado que los riesgos de los precios se han aliviado, aunque no precisó la cuantía de esa bajada y prefirió dejar en el aire si el recorte podría ser de 25 ó 50 puntos porcentuales, reiterando que la nueva política monetaria de la institución permitirá la estabilidad de precios a medio plazo.

El presidente de la institución europea aseguró que el descenso de las expectativas de inflación fue la causa que motivó la reducción de los tipos en 50 puntos básicos acometida el pasado 8 de octubre, de forma coordinada con otros bancos centrales y que será, por tanto, la que motive la bajada de la próxima reunión. El banquero francés adelantó también que la tasa anual de inflación se podrá mantener estable “algún tiempo” y que se moderará a lo largo de 2009, ante las últimas caídas de los precios de las materias primas y el “reciente” debilitamiento de la demanda.

En concreto, estimó que en el año 2009 la inflación podría situarse cerca o por debajo del 2%, aunque dependerá de la evolución del crudo y de otras materias primas, que tienen que mantenerse en niveles relativamente bajos para que esto ocurra, ya que lo contrario agravaría la situación mundial. No obstante, aseguró que los éxitos hay que materializarlos, y recordó que los precios se han mantenido en sus niveles más altos desde el otoño pasado debido a determinadas fuerzas externas, como el alza de las materias primas, que han dado lugar a más inflación y a precios más elevados para los consumidores.

La bajada de tipos sigue siendo de las pocas buenas noticias, el euríbor a un año cerró  el mes en el 5,02%, y si continúa esta tendencia podría acabar el próximo mes de noviembre por debajo del 5% lo que seguirá suponiendo revisiones al alza de las hipotecas pero en menor cuantía que en meses anteriores.