Menú Portada
Abre la puerta a futuras bajadas de tipos

Trichet admite cierta disminución de la presión inflacionista

Octubre 2, 2008

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, admitió ayer el “debilitamiento” de la actividad económica de la eurozona y la existencia de un grado de “extremadamente elevada incertidumbre”, al mismo tiempo que apuntó que los riesgos al alza sobre la estabilidad de precios “han disminuido algo, aunque no han desaparecido”.

pq_604_Trichet.jpg

El presidente del BCE en rueda de prensa después de que el Consejo de Gobierno del BCE decidiera por “unanimidad” mantener los tipos de interés estables en el 4,25%, aunque indicó que los miembros del consejo valoraron también la posibilidad de rebajar los tipos de interés.

“Nunca antes no encontramos en una situación así” dijo Trichet en referencia al elevado grado de incertidumbre en la economía, y apuntó que los miembros del Consejo de Gobierno habían discutido de manera extensa sobre la reciente intensificación de las turbulencias en los mercados financieros.

“Los últimos datos confirman el debilitamiento de la actividad económica con una contracción de la demanda doméstica y un endurecimiento de las condiciones financieras”, dijo Trichet, quien, no obstante, apuntó que la información de los mercados mostraba una “buena evolución” de las expectativas de inflación.

Asimismo, el máximo responsable de política monetaria de la eurozona señaló que la tasa de inflación anualizada probablemente se mantendrá por encima del objetivo de estabilidad de precios durante algún tiempo, pero apuntó que “al tener en cuenta el debilitamiento de la demanda, los riesgos al alza para la estabilidad de precios han disminuido en cierta manera, pero no han desaparecido”.

La inflación anual en la eurozona se situó en el 3,6% en septiembre, lo que supone dos décimas menos que en agosto, de acuerdo con la primera estimación publicada por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, gracias al acusado descenso experimentado por los precios del petróleo desde que el 11 de julio alcanzaran un récord de 147,27 dólares por barril.