Menú Portada

Tres ministros presionaron al TAD -con el argumento “la Copa va a perder mucho prestigio sin la participación del Real Madrid”-, para que le concediera la cautelar al Club blanco y pudiera jugar la Copa del Rey

Febrero 2, 2016
palco bernabeu

El 3 de diciembre de 2015 quedará como un día de funesto recuerdo para la actual directiva del Real Madrid. Rafa Benítez -ya destituido-, decidió alinear a Cheryshev en el, a priori, intrascendente partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, sin ser consciente de que lo que estaba haciendo era enviar al abismo al club blanco. Tampoco lo sabía el propio jugador, ni Chendo, ni el presidente Florentino Pérez. Nadie suponía las dimensiones del charco en el que se estaban metiendo.

Lo demás es una historia ya conocida. El Real Madrid decidió comenzar su enésima huida hacia delante y en todo momento, aún lo hace, defendió su inocencia: primero Comité de Apelación, luego TAD y ahora la Justicia ordinaria mediante la vía contencioso administrativa. De momento, los dos primeros le han dejado fuera de la Copa del Rey, que ya tiene semifinalistas: F.C. Barcelona, Celta de Vigo, Valencia y Sevilla.

Pero poco a poco comienzan a desvelarse jugosos detalles de la intrahistoria de este patinazo merengue. Según ha podido saber Extraconfidencial.com, tres ministros del actual Gobierno del Partido Popular (ahora en funciones), intentaron lograr que el Tribunal Administrativo del Deporte (el TAD), le concediese al Real Madrid, al menos, la cautelar, para que pudiera seguir disputando la Copa del Rey.

García Margallo y Rafael Catalá, sospechosos

Aunque las fuentes internas del TAD se niegan a dar los nombres, lo cierto es que si repasamos los integrantes del Palco de honor del Bernabéu vemos a dos habituales: José Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores y Rafael Catalá, ministro de Justicia. Más asiduo el primero que el segundo, aunque ambos madridistas y buenos amigos de Florentino Pérez. Los dos -además de otro ministro-, se pusieron en contacto con algunos de los miembros del jurado del TAD para intentar convencerles de que le dieran la razón al Real Madrid.

El jurado del TAD siempre estuvo en el ojo del huracán. No podemos olvidar que en diciembre trascendió que cinco de los ocho miembros de ese sanedrín eran socios del Real Madrid, por lo cual no es de extrañar que pudieran tener relación con la cúpula de la entidad blanca. Al parecer, las conversaciones no fueron agresivas, ni mucho menos. Los ministros trataron de persuadir al jurado de sancionar al club presidido por Florentino Pérez con argumentos de esta índole: “La competición va a perder mucho prestigio sin el Madrid”, o “Tampoco han hecho nada tan grave, fue un error tonto”.

A pesar de todas estas inclemencias, el TAD se mantuvo firme en su resolución y primero negó la cautelar al Real Madrid y después ratificó su eliminación de la Copa del Rey. Eso sí, los miembros del jurado no ocultan su impacto por haber recibido llamadas de tal magnitud: “Me asombra el poder que tiene Florentino Pérez, la verdad es que no creía que su influencia fuera tan grande”.

A diez días de las elecciones generales, pensando en la Copa

Lo que sorprende, en cualquier caso, es que en la agenda de los ministros del entonces Gobierno de España y a pocos días de las elecciones generales del 20D, hubiese suficiente hueco como para intentar mediar en este asunto. Es decir, en plena campaña electoral, la mayor preocupación de varios miembros destacados del Partido Popular era que el Real Madrid no quedase eliminado de la Copa del Rey. La imagen de cara al exterior, desde luego, deja mucho que desear.

No sabemos lo que pensará de todo esto Mariano Rajoy, asiduo también al Santiago Bernabéu, madridista confeso e incluso comentarista deportivo ocasional. Lo que está claro es que el Palco de Chamartín desprende opulencia, pomposidad, distanciamiento con el pueblo llano. Factores que quizás han tenido que ver en la enorme pérdida de votos de los populares. Factores que tal vez estén haciendo mella en un Club que colecciona despropósitos institucionales y caballeros de postín en sus gradas. Lo que no podrá añadir a sus vitrinas, al menos esta temporada y a pesar de sus incesantes intentos, es la Copa del Rey.

Felipe de Luis Manero

@felipedeluis99