Menú Portada
Casualmente, también ayer el ex presidente y toda su junta han sido imputados por manipular la asamblea del 7D

Tres años después, la Justicia imputa a Ramón Calderón por el fraude electoral del 2006

Mayo 6, 2009

Los juzgados 25 y 32 de Madrid han dictado sendos autos en los que imputan a Ramón Calderón, ex presidente del Real Madrid, por el presunto fraude en el voto por correo en las elecciones de 2006, y por la manipulación de la asamblea del 7 de diciembre pasado. Dos denuncias por la vía penal que sólo tienen en común la imputación de Calderón y los célebres Bárcena y Nanín. En la segunda, toda la junta directiva actual, incluido el presidente Vicente Boluda, también están imputados.

pq__2000calderon.jpg

Días de mucho, vísperas de nada, que dice el refrán. Tres años esperando y de repente la Justicia se ha puesto en marcha contra el ex presidente Ramón Calderón. Si seguimos con los refranes, recurramos a aquel de ir por lana y salir trasquilado. Según adelantaron los compañeros de El Mundo digital, Ramón Calderón y otras quince personas han sido imputados por el juez del Juzgado 25 de Madrid por su presunta participación en la trama del voto por correo. Sí, aquella demanda que interpuso Calderón contra el Real Madrid y que le sirvió para anular el voto por correo, gracias a lo cual salió presidente en lugar de Villar Mir.
Pues una vez logrado su objetivo se olvidó de ello pero no así otros socios del club que siguieron con la demanda y de resultas de ello ahora el juez dice que el principal imputado en la presunta manipulación fue el propio Calderón. ¿No se sorprenden, verdad? Según reza el auto, “existen serios indicios de que una considerable cantidad de votos por correo se falsificaron, no para beneficiar a un determinado candidato, sino para perjudicarle y poner en cuestión esa forma de votación“. Sencillamente lo que hemos repitiendo en estas páginas hace casi un año. Ya era hora.
Eduardo Fernández de Blas, portavoz de Etica Madridista, nos decía al respecto que “Calderón llevó al Real Madrid a los juzgados y ahora se ha vuelto contra él. El juez ve indicios de delito y ya veremos qué sucede al final. Mucha gente creía que hubo cosas raras y parece que podrían llevar razón”.
Pero –otro refrán- como las desgracias nunca vienen solas, mira por donde a Ramón Calderón se le complica la existencia con una segunda demanda y la aceptación por parte de otro juez, el del Juzgado 32 de Madrid, de la imputación contra el ex presidente y toda su junta directiva –más el célebre Nanín- por la manipulación de la asamblea del 7 de diciembre pasado. Ojo al tema que el presunto delito tiene carácter penal y consecuencia de ello pueden ser condenas de cárcel, aunque la mayoría la podrán eludir al ser –si se produce- la primera sentencia.

Tres años de presidencia en entredicho

Comenzando por lo más antiguo, resulta que si al final el juez además de imputar condena a Calderón por amaño electoral, resultará que habrá estado de forma ilegal en el cargo dos años y medio. Es lo que tiene la Justicia española, una lentitud que hace inútiles muchas veces los juicios –si no, que se lo pregunten a Angel Villar y sus directivos imputados desde hace seis años en el Juzgado 47 por varios delitos y como si nada-. Si las pruebas confirman que hubo compra de votos y manipulación de los mismos, resultando de ello que Calderón ganó las elecciones, ¿qué deberían hacer ahora Villar Mir y los suyos, a los cuales privó de un éxito real?, ¿y qué opinarán los socios del club por haber tenido un presidente ilegal?
Seguro que cualquier condena no compensa ya nada, al menos esta noticia nos privará de la tentación de Calderón de acudir a las próximas urnas. Otra cosa serán las consecuencias posteriores para los presuntos implicados, porque las imputaciones son penales. Entre los imputados figura Mariano Rodríguez de Barutell, el ´Nanín´, asesor del ex presidente y también imputado en el escándalo de la asamblea del 7 de diciembre, que acabó con los huesos de Calderón fuera del Bernabéu. Y también está imputado en el Juzgado 25 Alfonso Carrascosa, presidente de Legálitas y hombre clave en todo el proceso electoral, como el propio Calderón se jactó de repetir -”sin Alfonso y Nanín no hubiera sido posible ganar las elecciones”-. El juez ha metido entre los señalados a Juan Mendoza, vicepresidente de aquella junta, pero que dimitió a los pocos meses cuando vio lo que pasaba a su alrededor. Se ve que lo hizo tarde. 

Y la asamblea de la vergüenza, también

Por si aquello fuera poco, resulta que otro juez, el del 32, también ve indicio de delito en lo sucedido en la asamblea del 7 de diciembre pasado, aquella en la que un centenar de individuos –sí, un centenar y no nueve- fueron colados entre los asambleístas para votar a favor de las propuestas de Calderón y sacar adelante unas votaciones que sabía perdidas. Y otra vez aparecen entre los imputados Ramón Calderón, Luis Bárcena y Mariano Rodríguez de Barutell, aunque ahora en la lista le acompaña toda la junta directiva, incluido el actual presidente Vicente Boluda.
Las citaciones tienen su origen en la denuncia presentada por el socio José Javier Martín Palacios tras la asamblea de compromisarios del 7 de diciembre de 2008. Este juez, más diligente que el anterior sólo ha tardado cuatro meses en imputar los delitos penales. Según él, “existen indicios de la perpetración de cuando menos un delito de los definidos en los artículos 292 del Código Penal relativo a la destrucción, supresión u ocultamiento de documento público, y a los artículos 291 y 295, relativos al uso de documento falso y falsedad para obtener prueba de hecho verdadero, respectivamente”.
De resultas de todo ello el mismo Juzgado ha acordado “la práctica de una prueba pericial económica para que por perito auditor de cuentas y contable, con conocimientos de derecho concursal, se proceda al análisis de los soportes documentales y libros de contabilidad del club al objeto de que se informe sobre si reflejan fiel y lealmente la situación económica del club al momento de la celebración de la referida asamblea”.
Si alguien creía que con la marcha de esta junta el Real Madrid saldría de los juzgados, ya ven que no. El daño causado por Calderón es irreparable.