Menú Portada

Toni Doblas, el portero que ama al fútbol por encima de todas las cosas, ficha por el Extremadura

Diciembre 29, 2016
toni-doblas

Aún recuerdo un reportaje que vi hace más de diez años. Creo que se emitió en Cuatro y el protagonista era Toni Doblas. El vídeo seguía al portero un domingo por la mañana después de que su equipo en esos entonces, el Betis, hubiera vencido a su eterno rival en el derbi sevillano. El móvil de Doblas echaba chispas: todos (compañeros, amigos, familiares, incluso periodistas) le felicitaban por haber ayudado a los verdiblancos a lograr tan importante victoria. Dicen que el sevillano es el derbi más pasional de España. Y Doblas fue su héroe. También lo fue de aquel Betis, al que incluso llevó a la fase de grupos de la Champions al parar un penalti al Mónaco en la fase previa. En esos entonces el que suscribe -que por su humilde pasado en los terrenos de juego siempre se interesó por los porteros- estaba completamente prendado de Doblas. Un buen amigo siempre me acusaba de ser un poco cenizo: jugador al que ensalzaba, jugador que caía. Con Doblas, en principio, se confirmó la teoría: al lesionarse con el Betis, comenzó su peregrinar por equipos más humildes (con notables excepciones, como la del Nápoles). No obstante, pasado el tiempo considero que tal vez en esa ocasión mi amigo se equivocó: precisamente en estos últimos diez años ha sido cuando Doblas ha demostrado ser un profesional como la copa de un pino.

El fútbol por encima de todo

“Preferí jugar 30 minutos en el Madrid que 90 en otro equipo”. Son palabras de Guti, en una reciente entrevista concedida al diario ‘El País’. El fútbol es una cuestión de decisiones y prioridades. Hay quien quiere estar en la élite a cualquier precio y hay quien pelea por seguir jugando cueste lo que cueste. No voy a entrar en comparaciones, no hay nada mejor ni peor. El caso es que Guti, por ejemplo, podría haber sido un fijo en la selección si hubiese jugado 90 minutos en otro equipo que no fuera el Real Madrid. No todo es lo que parece.

Centrándonos en el caso que nos ocupa, Toni Doblas ha exhibido un amor inusual por este juego. Zaragoza, Xerez y Huesca (con un fichaje que también presencié en directo por la televisión, cuando Petón le anunció en medio de una entrevista que era nuevo portero del conjunto oscense) fueron sus primeros destinos en nuestro país. Probó fortuna también fuera de nuestras fronteras en lugares como Finlandia (Helsinki), Azerbayán o India (sus últimas experiencias se han dado en Delhi Dynamos). En todos estos lugares ha rendido al máximo nivel, ha ganado títulos, siempre ha sumado.  En medio de esta vorágine de equipos, el Nápoles confió en él cuando se lesionó Rafael. Pero Doblas no hace castillos en el aire. Jugar en el Nápoles está bien pero hacerlo en Segunda B también es digno. Así, en los últimos años ha pasado por Cornellá, Toledo y ahora Extremadura. Para Toni no hay pasos atrás.

Ahora llega a un equipo sumido en la depresión (el Extremadura es penúltimo del grupo IV de Segunda B a siete puntos de la salvación). Cuando el club extremeño anunció su fichaje, las redes sociales se llenaron de felicitaciones y alabanzas hacia el guardameta de 36 años. Todos coincidían en una palabra: profesionalidad. Por algo será.

Toni Doblas es, además, licenciado en periodismo por la Universidad de Sevilla. Si se pone a comentar partidos, quiere hacerlo bien, con un respaldo de conocimientos detrás. También estudia para obtener la licencia de entrenador. No le han regalado nada así que sabe que tendrá que currar para crecer en cualquier ámbito. Yo no le conozco de nada, tan sólo le entrevisté en la radio en una ocasión. Pero historias como la suya le hacen a uno seguir creyendo en este juego que se llama fútbol. Adelante, Toni.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99