Menú Portada

Todo sigue igual: Zidane arriesga y el “Madrid 2” se marca un partidazo (2-6) mientras el Barça arrolla a Osasuna (7-1)

Abril 27, 2017
deportivo real madrid

Una jornada más, una jornada menos y todo sigue igual. Las miradas estaban puestas en Riazor, plaza que se presumía compleja para el ‘Madrid de las rotaciones’. Zidane volvió a jugar fuerte y dejó en casa a Cristiano y a Kroos. No contento con ello, mandó al banquillo a Navas, Carvajal, Benzema, Casemiro y Modric. Miedo, ninguno. Y es que el riesgo -bien lo sabía el galo- no era tanto como parecía. El segundo equipo se marcó un auténtico partidazo (sobre todo en la primera parte), tal vez uno de los mejores de la presente temporada. Es verdad que el Deportivo defendió de un modo deficitario en multitud de ocasiones, pero otorgaremos más mérito al Real Madrid que demérito al conjunto gallego para explicar el resultado final.

Primer minuto y primer truco de Isco. Asistencia a Morata y fusil del canterano. Fue ahí cuando comenzó un torbellino de fútbol por parte de los visitantes. Estético y letal a partes iguales, el Madrid pasó por encima de un pusilánime rival. Isco estaba en cualquier lugar, levantando la cabeza, filtrando pases, girándose con el balón, pegado siempre al cuero. Cuesta creer que haya alguna duda en cuanto a su presencia en el equipo titular y -lo que es más grave- en torno a su continuidad. Asensio también se dejó ver. Es otro tipo de futbolista, este más eléctrico y vertical, aunque no exento de técnica. Cuesta creer que Bale le pueda quitar el puesto a cualquiera de los dos. Un escalón por detrás está James Rodríguez, que aun así también destaca. Marcó el segundo gol después de una buena jugada que inició y finalizó. Todos quieren convencer a Zidane antes de que termine la temporada.

Hacía tiempo que no se veía a un Real Madrid tan sumamente ordenado a nivel defensivo, fruto seguramente de la diligencia con la que se aplican los menos habituales. Defendió el equipo blanco con nueve hombres por detrás del balón (4-5-1), lo nunca visto. Los jugadores se divertían con el balón y curraban sin él. Pero hasta la segunda unidad sabe que si no se complica la vida, esto no es el Madrid. Así que manos a la obra. En el 35 el Deportivo acortó distancias y estuvo diez minutos acosando a Casilla. Tuvo que ser Lucas Vázquez el que volviera a instalar la tranquilidad antes del descanso.

La segunda parte empezó plana pero terminó entretenida. El Deportivo aguantó 15 minutos, justo hasta que Morata le regaló el cuarto (el segundo en su cuenta) a James. Hubo algún pase más para nuevas exhibiciones de Asensio e Isco. El malagueño puso el colofón a su gran partido con el quinto. Hubo incluso tiempo para un segundo tanto del Deportivo y para otro más de los visitantes. Todos los miembros de este segundo equipo, pues, se reivindicaron. Casi todos tienen motivos para estar molestos con su situación. Y no sabemos quién, pero seguro que alguno de ellos se acaba marchando.

El Barça pasa por encima de Osasuna

Si empezamos diciendo que Mascherano marcó el primer gol de su vida con el Barcelona y que André Gomes hizo un doblete por primera vez en su carrera, no será difícil hacerse una idea de lo ocurrido. El encuentro no tuvo mucha más historia: jugaban el líder (de momento lo es) contra el colista. Y el colista, además, venía con once bajas. Los goles fueron cayendo progresivamente. Messi hizo dos antes de dejar su lugar al prometedor Carles Aleñá. Alcácer hizo otros dos. Un dato: Luis Enrique volvió a realizar un solo cambio. Da un poco de miedo.