Menú Portada
La Baronesa Thyssen ha confecionado su propia "lista negra" de periodistas

Tita Cervera pide una tregua a la madre de Blanca Cuesta

Marzo 4, 2008

La Baronesa Thyssen empieza a estar cansada de protagonizar enfrentamientos con miembros de su familia. Ha pedido que cesen los comentarios en su contra, pues desea que las aguas vuelvan a su cauce. Al menos, de momento. Y mientras intenta lograr su objetivo, apunta nombres de periodistas que cuestionan su actitud en una “lista negra”.

pq_468_baronesa.jpg

La Baronesa Thyssen se ha convertido en uno de los personajes más controvertidos del panorama social. Ha dejado de lado su imagen de reinona de alta alcurnia para codearse con freaks de primera categoría en revistas y programas de televisión. Hace algunos meses protagonizó un sonado escándalo con su hijo. Por aquel entonces a Borja le pareció terriblemente humillante que su madre sembrara la duda acerca de la paternidad del hijo de la de los pechos operados. No es de extrañar, pues se puso en tela de juicio que él fuera el padre biológico de la criatura. Insólito. Borjota atravesó momentos de nerviosismo extremo al no entender los constantes embistes que la aristócrata hizo en contra de su recauchutada mujer, y juró que no volvería a dirigirle la palabra hasta que cambiara su prejuiciosa opinión. Y aunque lo intentó, Borja no cumplió con su promesa, pues la telefoneó a escondidas de una Blanca que se relamía las heridas intentando cicatrizarlas. Pese a que pocos lo saben, lo cierto es que fue Borja quien consiguió que su madre respetara –que no admitiera- su determinación. Eso sí, la Cervera puso sus condiciones: no quería saber nada de sus padres porque considera que no actuaron de forma responsable al apoyar una boda que, según su opinión, nunca debió celebrarse. Pero los Unkhoff dejaron que fuera Blanca quien tomara las riendas de su vida.
La paz sea contigo… y con tu suegra
Pese a que parecía que las aguas habían vuelto a su cauce, que Tita exigiera ver a Sacha, el hijo de Borja y Blanca, antes que la madre de la paridora, hizo que ésta arremetiera contra la Baronesa durante una entrevista concedida al insuperable César Heinrich. Y abrió la veda, pues las intervenciones televisivas de la alemana se suceden con una asiduidad que hiela. Tanto es así, que incluso la Thyssen le ha recriminado su actitud a través de Borja. Está tan cansada de los enfrentamientos con la familia de su nuera que ha rogado que su hijo medie en este caso. Prefiere agachar las orejas y mirar hacia otro lado antes de enredar más la madeja. O, al menos de momento. No es la primera vez que intenta zanjar la polémica y luego se arrepiente. Hace algunas semanas, en plena vorágine, pidió a su secretaria Rosana que, cuando llamaran para consultarle dudas, dijera que nunca más iba a manifestarse sobre la relación de su hijo con la modelo.
La lista de Tita

Conocedora del poder de la prensa, Carmen Cervera es de las famosas que se ocupan y preocupan de leer todo aquello que se escribe sobre ellas. Tiene una abultada carpeta en uno de los cajones de su escritorio en la que, cada mañana, se añaden artículos y comentarios en los que se hace referencia a su vida personal y profesional. Y, una vez analiza los textos, la Baronesa decide si incluir al autor del escrito en una lista negra en la que figuran todos aquellos que, en algún momento, han dado a conocer informaciones poco favorables. Desde investigadores hasta periodistas y contertulios de programas dedicados a la prensa rosa. Sí, ya sé que ahora también se me incluirá. Me congratulo.

Por Saúl Ortiz