Menú Portada
La aristócrata ultima los detalles de sus dos nuevos museos: en San Feliu y Málaga
La Baronesa Thyssen rompe su silencio

Tita Cervera: “Espero que Borja vuelva a estar a mi lado”

Agosto 30, 2009

Es la imagen del arte por antonomasia. Su lucha desinteresada por acercar las obras pictóricas que cuelgan de las paredes del museo Thyssen ha conseguido que su ilusión acabe convirtiéndose en realidad. Dos nuevos museos vienen en camino, mientras Tita batallea para que su relación con Borja vuelva a su cauce…

pq_841_carmencervera.jpg

Ahora más que nunca le brinda su apoyo desinteresado. La pérdida del bebé que Borja Thyssen y Blanca Cuesta esperaban ha removido la conciencia de la Carmen Cervera que estos días aprovecha sus últimos días de asueto estival. Hechos son amores, y la dulce y bondadosa Baronesa no dudó en tender una mano a su vástago mediante una emotiva carta que publicó el suplemento ‘La Otra Crónica’ de El Mundo y que recogía sus sentimientos más sinceros. Tita necesita reencontrarse con aquel muchacho de basto uniforme azul que le dedicaba palabras de amor incondicional y, entre susurros, le prometía no dejarla sola cuando su gesto envejeciera con el veloz paso del tiempo. Entre sus manos cuarteadas, la Baronesa sostiene aquellos instantes de felicidad que se esfuman cuando la última página del álbum familiar golpea contra la madera del aparador. Esa melancolía emergente de sus entrañas ha conseguido que sus días y sus noches estén teñidos de una tristeza que cabalga sin rumbo fijo. No puede ocultar su sincero arrepentimiento ante las sonadas divergencias que le apartaron de ese a quién protege, quiere, añora y espera en silencio.
Buscando una nueva oportunidad
Fue cosa de dos, pero nunca es tarde para empezar de nuevo. Carmen está dispuesta a mantener una reunión unificadora en la que puedan dirimir sin tabúes todos los asuntos que han causado tamaña confrontación. Está convencida de querer acercar posturas con su hijo Borja y con esa Blanca Cuesta a la que tanto ha temido. Hubo un tiempo en el que se vio obligada a aparcar el papel de madre coraje para defender el de la empresaria concienzuda que ha logrado mantener y cuidar el legado artístico que Heini Thyssen le entregó post mortem: «Mi hijo es lo más importante en mi vida. Lo quiero con locura y por él haría cualquier cosa» me dijo una emocionada Baronesa que, por primera vez, reconoce que su relación materno filial atraviesa por uno de sus peores momentos: «Llevamos muchos meses sin tener ningún tipo de contacto. Yo ya no sé qué hacer, le llamo y le dejo mensajes en el buzón diciéndole lo mucho que le quiero. Yo espero que Borja sepa que lo quiero con toda mi alma y que es lo único que tengo, seguro que se soluciona pronto», reconoce empapada en esa sinceridad que le ha convertido en reina del papel cuché «Muchas veces me acuerdo de los viajes que hacía con Borja a China y a muchos lugares y cómo lo pasábamos de bien viendo y disfrutando del arte y de nosotros mismos». Son muchos los recuerdos que afloran cuando la calma tensa de su casoplón de San Feliu de Guíxols le empuja a una realidad paralela. La aristócrata no puede deshacerse de aquellas conversaciones en las que, apoyado sobre sus rodillas, Borja imaginaba cómo sería su futuro en la Fundación que ahora gestiona su madre: «Fue su sueño. Recuerdo que hablábamos sobre su futuro profesional y siempre añadía que él quería formar parte de esa Fundación que lucha por mantener intacto nuestro patrimonio artístico; el patrimonio artístico de su padre. Espero que, cuando las aguas vuelvan a bajar tranquilas en nuestra familia, Borja retome su sueño y vuelva a estar a mi lado».
Expansión del arte por España
No es un proyecto más. Es la recompensa al esfuerzo de toda una vida dedicada en cuerpo y alma a proyectar su devoción por todo lo relacionado con el arte. A pesar de que ya son varios los años que lleva organizando la posibilidad de que algunas de las obras del museo Thyssen de Madrid viajen hasta Málaga, lo cierto es que desde hace varios meses lo que parecía una utopía es ya toda una realidad: «No puedo ocultar mi felicidad. Aunque ya llevamos unos años luchando, ahora parece que todo se ha encauzado. La idea es hacer dos nuevos museos: uno en Málaga y otro en San Feliu de Guíxols. Cada uno de esos museos tendrá su autonomía, pues dependerá de su Fundación y Patronato, pero de alguna manera se verán respaldados por el museo de Madrid». Habrá rotación de cuadros y, posiblemente, cerca de doscientas obras serán cambiadas de ubicación. La Baronesa Thyssen quiere que los museos de los que se ocupará como hasta ahora, sean «museos vivos en los que siempre haya algo nuevo para que la gente pueda disfrutar sin necesidad de tener que viajar por toda España». Una apuesta arriesgada, sólo a la altura de una mujer tan luchadora. A veces se nos olvida quién es quién: «Es verdad».
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)