Menú Portada

Tiempo para la melancolía

Septiembre 22, 2014

Lo primero es contarles los datos. Porque desde las 4 de la madrugada y 29 minutos, hora peninsular, una menos en las islas Canarias, llegaba a nuestras vidas el otoño astronómico. Una estación que va a durar hasta el día de la salud, sorteo extraordinario de la lotería de Navidad, el 22 de diciembre. 89 días y 20 horas para disfrutar de los colores ocres, de temperaturas suaves y esperemos que de abundantes lluvias, como en las últimas horas. 

Durante casi tres meses se van a producir dos eclipses, uno total de luna (8 de octubre) y otro parcial de sol (23 de octubre), ninguno será visible desde España. Lo que menos me gusta de esta estación es que cada día perderemos tres minutos de luz, porque va a amanecer más tarde y el sol se pondrá antes. Y lo que más me gusta desde el punto de vista astronómico es que por las mañanas podremos ver Júpiter, al que se unirá Saturno al final del otoño y que durante la noche soñaremos con Marte. ¡Ah se me olvidaba!, el 26 de octubre, último domingo de mes, ganaremos una hora, porque a las tres de la mañana retrasaremos nuestros relojes a las 2. 

Martes, 23 de septiembre, Santa Tecla, con abundantes precipitaciones en el mediterráneo. Se mantiene la alerta naranja, seguirá lloviendo de forma copiosa desde primera hora, en la desembocadura del Ebro, norte de Tarragona, interior de Castellón, donde se han acumulado 140 litros en 12 horas. También se esperan abundantes lluvias en las islas Baleares. A lo largo de la tarde, podría caer hasta 15 litros en 1 hora en el Bierzo, cordillera cantábrica y la ibérica riojana. Y a últimas horas podría reactivarse los chubascos en el suroeste, Andalucía occidental. Otra jornada de paraguas de la que no se van a librar ni en Canarias, donde mantienen los 30 grados al norte de Tenerife. En el resto se mantienen las temperaturas.  

“Niña, al entrar en la iglesia, tu cabeza tapa. San Lino lo mandó cuando era Papa”.