Menú Portada

Tiempo de Cuaresma

Marzo 4, 2014

Con el entierro de la sardina y la imposición de la ceniza al invierno les podríamos decir eso de polvo eres y en polvo te convertirás. Y para completar los tópicos vayan poniendo el bacalao a desalar para hacer un buen potaje de viernes.

Porque se acabó la amargura y llego la primavera, no la astronómica, a la que habrá que esperar hasta el 21 de marzo, pero la climática, se vive desde el día 1, basándose en el año solar y no en la lunar, como hizo el amigo Julio Cesar en el 44 antes de Cristo, cuando estableciera el calendario Gregoriano.

Les he contado la teoría, que nunca sobra, pero la realidad también acompaña este pronóstico, aunque cueste creerlo por el paso incansable de borrascas atlánticas. La última, Christine, nos pilló prevenidos y con los deberes hechos y aunque azotó las costas gallegas y del cantábrico, con rachas de viento huracanadas de más de 150 km por hora y olas que pasaron de los 12 metros, los destrozos no han sido tan cuantiosos.

Miércoles, 5 de marzo y el temporal da sus últimos coletazos en Asturias, Cantabria y el País Vasco, que mantienen los avisos amarillos por riesgos costeros y alguna racha de viento del noroeste que puede superar los 80 km por hora. El cierzo pierde fuelle al sur de Aragón e interior de Tarragona. Se mantiene la tramontana en Menorca y los riesgos costeros en Canarias con lluvias al norte de las islas. Vamos cerrando el capítulo de nevadas, la cota se sitúa por encima de los 1.200 metros en la vertiente cantábrica y Pirineos.

Y aunque todavía necesitaremos los paraguas en el tercio norte a primeras horas y sobre todo en el cantábrico oriental, el anticiclón purificado, se va instalando entre nosotros, ¡Aleluya, hermanos!. El sol, mis “huevos fritos” comienzan a ser mayoría no solo en el este y mediterráneo, sino en la zona centro y al final de día en Galicia. Con las temperaturas floreciendo al  final de semana, 21 grados en La Guareña, Badajoz, 18 en Verín, Orense. Y con mínimas disparadas, Molina de Aragón en Guadalajara, 5 grados. Días de cuaresma, reflexión para el alma y también para un nuevo tiempo.

Sermón y visita, media horita, pues los largos sermones, más mueven culos que corazones