Menú Portada

¿Tener pelo o potencia sexual?: Un estudio demuestra que los compuestos que se usan para combatir la calvicie, como el que supuestamente utiliza Donald Trump, producen problemas permanentes de disfunción eréctil

Marzo 22, 2017
pelo trump

La alopecia es uno de los problemas estéticos que más han alarmado a los hombres a lo largo de la historia. Los ungüentos y los crecepelos “milagrosos” no son para nada nuevo, aunque las soluciones científicas y reales son mucho más recientes. Aunque quizá después de leer lo que dicen los últimos estudios alguno se pensará si es mejor dejar que se caiga el pelo.

La Northwest University de Chicago acaba de sacar a luz un estudio en el que destaca que los medicamentos que se emplean para tratar de frenar la caída del cabello aumentan el riesgo de sufrir impotencia. Los investigadores se han centrado en los efectos de dos de los compuestos más utilizados contra la calvicie, la Dutasterida y Finasteride en más de 11.000 varones, y descubrió que un número considerable de ellos, casi el 2%, comenzó a sufrir problemas permanentes de disfunción eréctil tras haber comenzado el tratamiento.

Donald Trump supuestamente los usa

Precisamente, el compuesto Finasteride, conocido en el mercado como Propecia, es lo que ingiere el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para lidiar con la caída del cabello, según reveló un doctor del mandatario a The New York Times. Lo peor es la parte de “permanente”. Incluso, después de haber dejado de consumir estos compuestos, los problemas de impotencia se mantuvieron durante un período que iba desde los siete meses a los cuatro años. La causa de este trastorno se debe a que ambos productos provocan el bloqueo de determinadas hormonas, entre ellas la testosterona, fundamental el deseo sexual masculino.

Los investigadores calculan que los varones que siguen dichos tratamientos tienen un 4% más de riesgo de sufrir impotencia. Un riesgo que es mayor aún en aquellos que tienen un tipo sanguíneo A, B y AB, que quienes tienen el O. De hecho, estos efectos secundarios obligaron a la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA), a incluir una leyenda en las etiquetas del producto que especifica que puede causar “desórdenes de libido, eyaculación y orgasmo, que persisten tras la discontinuación de la droga”.

Ahora es el usuario el que tiene que elegir, o tener pelo, o….