Menú Portada
La Compañía ha celebrado hoy en Madrid su Junta General de Accionistas

Telefónica se marca como prioridad ofrecer una atractiva política de remuneración al accionista

Mayo 30, 2014
pq_929_alierta_junta_2014.jpg

La Junta General de Accionistas de Telefónica ha aprobado hoy todas las propuestas de acuerdos formuladas por el Consejo de Administración de la Compañía, entre las que destaca la distribución de un dividendo de 0,75€ por acción para 2014, cuyo primer tramo (0,35€) será distribuido en el cuarto trimestre del año bajo la modalidad de scrip dividend, y que se completará en el segundo trimestre de 2015 con el pago de 0,40€ por acción en efectivo.

César Alierta, presidente ejecutivo de Telefónica, ha hecho balance de 2013 en su informe anual incidiendo en que “hemos logrado un significativo avance en el proceso de transformación de la Compañía, alcanzando los objetivos que nos habíamos marcado para el año: la vuelta al crecimiento orgánico de los ingresos, una progresiva estabilización de los márgenes y la mejora de nuestra flexibilidad financiera”. Ha dicho también que la Compañía se ha marcado como prioridad ofrecer una atractiva política de remuneración al accionista y ha señalado que “la retribución anunciada para 2014 supone una rentabilidad del 6,2%, lo que posiciona a Telefónica como la empresa con mayor rentabilidad por dividendo esperado para el ejercicio actual entre las mayores compañías del sector de las telecomunicaciones por capitalización bursátil”.
En este mismo sentido y con respecto al pasado ejercicio, destaca la fuerte revalorización de la acción de Telefónica (16,1%), que en combinación con la política de dividendos de la Compañía supuso en 2013 una rentabilidad total para el accionista del 19,6%.

Con respecto a la gestión financiera de la Compañía, que el presidente de Telefónica ha calificado de “excelente” en su informe anual gracias a la mejora de la flexibilidad financiera y al fortalecimiento del balance, la disminución de la deuda neta en 2013 posiciona a Telefónica por segundo año consecutivo como la compañía de telecomunicaciones europea que más deuda ha recortado en el ejercicio. El menor endeudamiento, explica César Alierta, “es resultado de la sólida generación de caja y de la eficiente gestión de nuestros activos, que nos ha permitido enfocarnos en mercados clave y reforzar nuestro perfil de crecimiento”. Con una reducción de 5.878 millones de euros, Telefónica cumplió ampliamente con su objetivo de cerrar 2013 con una deuda neta inferior a 47.000 millones de euros, si bien en la actualidad, con los datos disponibles a cierre de marzo de 2014, la deuda se sitúa en 42.724 millones de euros. 

 
Mejora del posicionamiento competitivo
 

A lo largo del ejercicio 2013, Telefónica ha consolidado su apuesta por un modelo de crecimiento sostenible a largo plazo, mejorando su posicionamiento competitivo en los segmentos de mayor valor, renovando su oferta comercial con el lanzamiento de tarifas simples e innovadoras y reforzando sus capacidades digitales. Al mismo tiempo, la compañía ha avanzado significativamente en la transformación de sus redes y sistemas gracias a un importante esfuerzo inversor orientado al crecimiento futuro de la Compañía y que se ha traducido en un volumen total de 9.300 millones de euros en 2013.

 

Precisamente con respecto al futuro, César Alierta ha explicado que la profunda revolución digital en la que está inmersa actualmente la sociedad no es más que la punta del iceberg del cambio sin precedentes que habrá de producirse en esta misma sociedad tal y como la conocemos; y ha recordado que “Telefónica fue pionera en su movimiento hacia el mundo digital en el año 2011, y ahora, avanzando sobre las sólidas bases construidas en los últimos años, aceleramos esta transformación con una nueva estructura operativa que supone incorporar la oferta digital en el foco de toda nuestra actividad comercial”.

Adaptar esta nueva realidad digital a las políticas públicas, es parte de la tarea que queda por acometer. Según el presidente de Telefónica, “es imprescindible que la regulación se adapte para reflejar la realidad de la nueva economía digital y las nuevas políticas deberían ser flexibles y garantizar las mismas reglas del juego para todos los agentes en el ecosistema digital”. Ha destacado igualmente la importancia de avanzar en la armonización de la regulación europea, convencido de que “Europa puede y debe liderar la próxima oleada de innovación, recuperando el liderazgo tecnológico”.
 
Aprobación de acuerdos
Además del mencionado acuerdo relativo al pago de dividendo, la Junta de Accionistas de Telefónica ha dado hoy luz verde a la totalidad de los acuerdos propuestos. Así, y más allá de la aprobación de las cuentas anuales correspondientes a 2013, los accionistas han renovado la facultad del Consejo de Administración de la Compañía para emitir obligaciones, bonos, pagarés y demás valores, así como para adquirir acciones en autocartera, directamente o a través de sociedades del Grupo.
 

Por último, también se ha aprobado un plan de incentivos a largo plazo, destinado a los directivos del Grupo y consistente en la entrega de acciones de Telefónica SA; y un plan global de compra incentivada de acciones de Telefónica para todos los empleados de la Compañía.