Menú Portada
A través de su filial O2

Telefónica invierte 1.380 millones de euros en la subasta de frecuencias en Alemania

Mayo 23, 2010

La filial germana de Telefónica, el operador O2, ha adquirido dos bloques de frecuencias en la banda de 800 Megahercios (MHz), así como un bloque en la frecuencia de 2,0 Gigahercios (GHz) y cuatro bloques en la frecuencia de 2,6 GHz por un inversión de 1.380 millones de euros, informó hoy la compañía.

El grupo, que participaba desde el pasado 12 de abril en la subasta de frecuencias de móviles en Alemania junto con sus rivales Vodafone, T-Mobile –filial de Deutsche Telekom– y la filial alemana del operador holandés KPN –E-Plus– subrayó que esta inversión pone de relieve “su compromiso” con el mercado alemán.

Estas inversiones permitirán a O2 seguir ofreciendo servicios y nuevas tecnologías como el Internet de alta velocidad móvil y estar bien preparada para las crecientes demandas de datos móviles a través de smartphones, netbooks y otros dispositivos nuevos.

El regulador de telecomunicaciones alemán Bundesnetzagentur (BnetzA), que subastaba cerca de 330 Megahercios (MHz) de espectro en un proceso que se ha alargado más de un mes, ha recaudado un total de 4.384 millones de euros, en la parte alta del rango de entre 3.000 y 4.500 millones de euros previsto por algunos analistas, aunque por debajo de las previsiones más ambiciosas que apuntaban hasta 7.000 millones de euros.

El consejero delegado de O2 en Alemania, René Schuster, afirmó que el precio por las inversiones estuvo en línea con sus previsiones y que han cumplido sus objetivos previsto. Además, aseguró que éstas reafirman su posición como “actor clave en el mercado alemán” y le permiten avanzar en el desarrollo de futuros productos y servicios.

De las frecuencias ofrecidas, la banda de 800 MHz era la más demandada por los operadores, ya que permite ofrecer banda ancha móvil sin necesidad de una elevada inversión en infraestructura, y, es por lo tanto, donde se han acumulado las ofertas más altas.

Telefónica, que reforzó su posición en Alemania tras la compra a finales del pasado ejercicio del operador Hansenet a Telecom Italia por un precio de 900 millones de euros, consiguió finalmente los dos bloques a los que aspiraba en esta banda en detrimento del operador holandés KPN. Los otros cuatro bloques estaban destinados a los dos operadores con mayores cuotas de mercado, T-Mobile y Vodafone.