Menú Portada
Desinversión de activos no estratégicos

Telefónica inicia los trabajos para sacar a bolsa su filial en Alemania

Mayo 30, 2012
pq_923_cesar-alierta.jpg

El consejo de administración de Telefónica ha acordado iniciar los trabajos preparatorios para sacar a bolsa Telefónica Alemania y el análisis de posibles alternativas para sacar también al mercado negocios en Latinoamérica, acelerando el proceso de desinversión de activos no estratégicos.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía señaló que su consejo ha considerado favorablemente “gestionar de manera proactiva su cartera de activos” a través de estas medidas y la monetización selectiva de activos.

Asimismo, el órgano rector de la operadora ha analizado y considerado favorablemente el modo de distribución del dividendo a los accionistas para 2012, que ascenderá a 1,5 euros por acción, incluyendo el pago de un dividendo de 1,3 euros por acción y una recompra de acciones por el importe restante (0,2 euros por título) a ejecutar antes de final de mayo de 2013. Las acciones compradas serán amortizadas posteriormente.

En relación al dividendo de 1,3 euros por acción, y dada la opción mayoritaria de los accionistas (más del 60% según estimación preliminar) de suscribir nuevas acciones en el reciente ´scrip dividend´, Telefónica propondrá la realización de un primer pago en efectivo de 0,4 euros por acción el próximo mes de diciembre y el importe restante (0,9 euros por acción) se distribuirá en mayo de 2013 en forma de ´scrip dividend´.

La compañía presidida por César Alierta indicó que mantiene sus objetivos de remuneración para el año 2013, que suponen un mínimo de remuneración total por acción similar a la de 2012, de 1,5 euros por título.

De todas maneras, la forma de remuneración para 2013 (dividendo, recompra de acciones o combinación de ambas) “se decidirá teniendo en cuenta las condiciones de mercado y las preferencias de los inversores en ese momento”, indicó.

Telefónica señaló que todas estas medidas reflejan su compromiso de incrementar su flexibilidad financiera y alcanzar un ratio de endeudamiento (medido como deuda neta/OIBDA) inferior a 2,35 veces en 2012, “al tiempo que mantiene una remuneración atractiva para sus accionistas”.