Menú Portada
Se convierte en la operadora líder del país

Telefónica Brasil cierra la compra de CVGT a Vivendi

Mayo 29, 2015

Telefónica Brasil ha cerrado definitivamente la compra de GVT a Vivendi, una integración que dará lugar a la operadora líder en el mercado integrado brasileño, con 105 millones de clientes, y al frente de la cual estará Amos Genish, cofundador y consejero delegado de GVT. La operación, anunciada en septiembre de 2014, se cierra después de haber recibido el visto bueno el jueves de la Junta Extraordinaria de Accionistas de Telefónica Brasil convocada al efecto, ha informado este viernes la operadora española en un comunicado.<br />
Tanto el Consejo de Administración como la Junta han aprobado el nombramiento del israelí Genish como presidente ejecutivo de Telefónica Brasil, puesto desde el que estará encargado de “liderar el proceso de integración de ambas compañías y la definición de una clara estrategia de futuro orientada totalmente al cliente”. Genish sustituirá en el cargo a Antonio Carlos Valente, que está previsto que, en un futuro, adquiera nuevas responsabilidades como representante del grupo Telefónica en América Latina.

Según lo acordado, Telefónica abonará a Vivendi 4.663 millones de euros (efectivo más asunción de deuda) y le entregará el 12% del capital de la nueva Telefónica Brasil.

Cambio de participaciones

No obstante, esta participación se reducirá un 7,5%, ya que, en las próximas semanas, Vivendi devolverá un 4,5% de dicha participación en Telefónica Brasil a cambio del 8,3% de Telecom Italia, en manos de la operadora española, que ha ampliado capital por valor de 3.048 euros y 16.107 reales para financiar la compra.

Centrada en el crecimiento sostenible y una oferta de servicios de elevada calidad, Telefónica Brasil alcanza cobertura nacional y parte como líder “absoluto” en el segmento móvil y banda ancha fija, al tiempo que fortalece su posicionamiento en televisión de pago, según el comunicado.

Telefónica añade que su operador móvil en brasil, Vivo, cuenta con la mayor red nacional móvil 3G -3.200 municipios- y de 4G -con cobertura en más de 140 ciudades-, a lo que GVT aporta una extensa red de fibra óptica, que se extiende a 156 ciudades de 20 estados brasileños, aparte del Distrito Federal.

Previamente al apoyo de la Junta, la operación ya había recibido el visto bueno del Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil (CADE), organismo de competencia brasileño, y de ANATEL, el regulador de las telecomunicaciones del país.

Con la adquisición de GVT, Telefónica reafirma su confianza en Brasil, país en el que el grupo ha invertido casi 55.000 millones de euros desde su entrada en 1996 y que actualmente genera casi una cuarta parte de su facturación.

Además, la operación implica una importante generación de valor para Telefónica, que prevé captar significativas sinergias, entre otros factores por la posibilidad de venta cruzada de servicios y la complementariedad en el despliegue de redes de alta velocidad.