Menú Portada
Dobla la cifra alcanzada hace un año

Telefónica alcanza el millón de clientes de fibra óptica

Septiembre 4, 2014
pq_929_telefonica-Unica.jpg

l presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, ha anunciado esta mañana en Santander que la compañía acaba de alcanzar el primer millón de clientes activos con fibra óptica hasta el hogar, una cifra que duplica a la de hace un año.

Gilpérez participó en la jornada de clausura del 28º Encuentro de las Telecomunicaciones en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander con una intervención titulada “Construyendo un nuevo futuro”.

La fibra óptica, el despliegue de 4G y la apuesta por la televisión son los tres grandes ejes de la estrategia de Movistar para el mercado español, un mercado que, en palabras de Gilpérez, debe crear un “círculo virtuoso” entre la inversión, la innovación y el valor para el cliente para poder cumplir sus objetivos.

Gilpérez recordó el compromiso inversor de los grandes operadores en España a pesar de la crisis. Entre 2009 y 2013 los ingresos del mercado han caído un 23%, mientras que las inversiones de los cinco grandes operadores se han mantenido constantes en ese mismo periodo en el entorno de los 3.200 millones de euros. De esta inversión total, Telefónica representa el 50%.

España, explicó Gilpérez, es un país puntero en Europa en “conectividad social”, en el uso de la tecnología para estar permanentemente conectados con nuestro entorno. El nuestro es un país “social por naturaleza”, en palabras de Gilpérez, lo que lo convierte en líder europeo en parámetros como el uso intensivo de smartphones –lo son el 66% del parque de móviles- , utilización de las redes sociales –habituales en la vida del 74% de los internautas españoles- y en penetración de aplicaciones de mensajería instantánea –en el 85% de los teléfonos inteligentes en España hay Whatsapp-. “El paso siguiente es potenciar las ventajas que la tecnología ofrece en beneficio de todos”, afirmó.

La era del “quíntuple y séxtuple play”

Telefónica, reiteró Luis Miguel Gilpérez, tiene la mejor oferta integrada de comunicaciones del mercado español gracias a Movistar Fusión. La compañía está ofreciendo televisión en todos los paquetes, tiene los mejores contenidos, las mejores funcionalidades como el grabador en la nube o la multipantalla, y la mejor cobertura tanto en fibra –10 millones de hogares pasados a finales de este año- como en 4G, con casi la mitad de la población cubierta.

El ambicioso plan de despliegue de fibra de Telefónica -10 millones de hogares pasados al final de este año, 15 millones en diciembre de 2015 y el 80% de los domicilios con cobertura en 2017- situarán a España a la cabeza de la economía digital.

Gilpérez reafirmó el compromiso inversor de Telefónica en España para continuar ofreciendo una propuesta de valor que integre todos los servicios digitales sobre fibra y LTE, pasando de triple y cuádruple play al 5P e incluso el 6P. Será una evolución de la oferta actual que llegará en los próximos meses.

Además de los servicios tradicionales de voz y conectividad fija y móvil y la televisión –llamados triple y cuádruple play- los clientes dispondrán en sus hogares de otras posibilidades que incluirán la seguridad, con sistemas de alarma, y más adelante, los juegos en red gracias a la nube, que permitirán interactuar con otros jugadores de forma inmediata y desde cualquier dispositivo.

“En el hogar –dijo Gilpérez- nuestros clientes demandan velocidad y simetría, y en las empresas, gestión, mantenimiento y seguridad. Queremos convertirnos en el socio tecnológico de referencia para nuestros clientes”.

La revolución digital

Gilpérez destacó también la relevancia de la revolución digital y cómo el sector telco está transformando la sociedad. Para ello aportó tres datos llamativos de penetración de la tecnología a nivel mundial: 760 millones de hogares conectados, 2.200 millones de líneas de banda ancha móvil y 7.000 millones de líneas móviles.

Y la tendencia es a un crecimiento claro. Para el año 2018 se espera una media de seis pantallas por hogar –smartphones, tablets, ordenadores y televisores- y una multiplicación por cinco del tráfico de vídeo. A nivel mundial, se prevé una explosión en el mercado de los wearables, que se multiplicará por 5,5 y en el de coches conectados, que tendrá 4,3 veces su tamaño actual.