Menú Portada
EL CINE ESPAÑOL A EXAMEN (II)
A pesar de recibir más de cinco millones en subvenciones

Telecinco Films cerró el ejercicio 2008 con unas pérdidas de 11,9 millones de euros

Marzo 1, 2010

Sus recursos propios reflejaban un saldo negativo de 12 millones de euros

Recibió 2,7 millones en subvenciones de inmovilizado y otros 2,4 millones como otros ingresos de explotación

Sus pérdidas son más de 5 veces superiores a Antena 3 Films, que también tiene resultados negativos por valor de 2,65 millones


El pasado jueves 25 de febrero Telecinco presentó sus resultados del año 2009. Su último ejercicio, lo cerró con un beneficio de 48,44 millones,  un 77%  menos en relación al ejercicio anterior. Afectada por la crisis y especialmente por la caída de los ingresos publicitarios (se desplomaron un 33,8%), para la cadena los resultados eran positivos, teniendo en cuenta el entorno, y demostraban la capacidad de adaptación al mercado.

Otro de los puntos que destacaron fue el enorme éxito de la productora de cine del grupo, Telecinco Films, que a la sombra de sus dos principales películas presentadas a finales de año, Ágora y Celda 211, acapararon, según la cadena, entre el 9 de Octubre y el 31 de Diciembre de 2009, 1 de cada 5 espectadores que fueron al cine en España. Con los 15 Goya conseguidos entre las dos películas señaladas, Telecinco no dudó en calificar a la empresa como “la mejor productora cinematográfica de España”.

Pero lo que no hay ninguna mención es de los resultados económicos de la productora, unas magnitudes que en 2008 tanto por su cuantía como por su evolución llevarían a la quiebra o al cierre de actividad de cualquier empresa, pero que lejos de ello, ha llevado por ejemplo a la inversión de 40 millones en la película Ágora, casi el doble de lo recaudado, a pesar del “éxito” de la pelicula de Amenabar.

Un negocio ruinoso

En 2009 la facturación será mayor desde luego, gracias a estas películas pero también lo serán sus gastos por la elevada inversión. En 2008 sus ventas fueron de tan sólo 14 millones, pero nunca compensa las enormes inversiones realizadas, ni con los 5,1 millones de subvenciones recibidas, ya que no son productos rentables. De hecho los activos principales son “Inmovilizados Intangibles” es decir marcas, licencias cuyo valor es completamente subjetivo, esto lleva a gastar millones de euros anualmente en amortizar estos “castillos en el aire” y a una situación patrimonial catastrófica: 12,4 millones de euros de patrimonio neto ¡negativo!, y casi el 100% de la empresa financiada por la matriz, 28,5 millones de deudas con empresas del grupo a largo plazo, y otros 68 millones a corto plazo, 96 millones de euros invertidos que suponen el doble del beneficio conseguido estos dos años.

Y es que estos activos intangibles se traducen en gran parte en derechos de transmisión de estas películas en la cadena, derechos que cada vez valen menos, tanto por la caída de la audiencia de la cadena desde el lanzamiento del nuevo modelo de Televisión Española y como ha destacado Telecinco por el descenso ingresos publicitarios. El resultado son pérdidas abultadas que son “maquilladas” gracias a créditos fiscales que no sabemos si cobrará algún día cuando consiga beneficios. Sin estos, en 2008 hubiera cerrado el ejercicio con la escalofriante cifra de 21,3 millones de euros de pérdidas.


Antena 3 Films también en pérdidas

Telecinco Cinema como pueden comprobar en el cuadro adjunto es la productora líder este año en la realización de películas en España. Pero no muy lejos está otra productora vinculada con una cadena de televisión, Antena 3 Films, que con menor volumen de actividad también coinciden en sus malos resultados económicos.

Aunque con fondos propios positivos, de tan sólo 512.000 euros, sus pérdidas se han elevado a 2,3 millones de euros con más de 42,1 millones de deudas.

Todos estos proyectos superan con creces la cuota de inversión en cine español que obliga la Ley, más con una caída de beneficios y facturación como la de los últimos años ¿Por qué las privadas invierten tanto dinero en este ruinoso negocio? ¿Cuánto nos cuesta a los españoles esta inversión de forma indirecta? No hay que olvidar que Televisión Española ha dejado de ingresar por publicidad para darle esa parte del pastel a unas televisiones privadas que luego despilfarran estos fondos.