Menú Portada
Empresa de Antonio Banderas y la SGAE

Teatro Príncipe Pío tasa en 1,8 millones activos sin valor

Septiembre 15, 2009

Casi todo su inmovilizado inmaterial se deriva de unos derechos de explotación, que ni ejerce e incluso ha perdido demandas judiciales para conseguir su explotación futura

En 2007 obtuvo unas resultado negativo de 123.313 euros lo que elevaba hasta casi un millón de euros las pérdidas acumuladas

Casi la mitad de los gastos generados en 2007 se derivaron de sanciones de Hacienda o resoluciones judiciales en contra


A la SGAE, especialista en un inmovilizado inmaterial como lo es la propiedad intelectual y en el beneficio que este genera y cobra por medio del canon, parece no entender que hay activos inmateriales que si no generan ningún ingreso presente o futuro no valen nada. Este es el caso de la empresa de la SGAE y Antonio Banderas, Teatro Principe Pio SL, cuyos activos y por tanto el valor de la empresa tienen un valor total de 2.636.000 euros compuesto mayoritariamente por 1.851.000 euros en inmovilizado inmaterial, y 785.000 euros en activo circulante (92.000 euros en Inversiones Financieras temporales y 669.000 euros en tesorería).

Este inmovilizado inmaterial valora el derecho de traspaso a Riofisa en 207.000 euros, anteproyecto técnico en 572.000 euros, informe arquitectónico en 636.000 euros, plan de viabilidad en 77.000 euros y un plan especial en 400.000 euros. La suma de todo, 1,8 millones de “aire” ya que ni explota ni judicialmente ha conseguido que estos derechos de explotación sobre una obra en la que no se ha puesto ni un euro por parte de ADIF se vayan a ejercer. Así aunque en su memoria afirman que siguen las disposiciones del ICAC para mantener una imagen fiel del valor de la empresa, parecen olvidarse de muchos aspectos.

Así por ejemplo una resolución del organismo encargado de la regulación contable en España y dependiente del Ministerio de Economía afirma “que se valorará de acuerdo con el principio del precio de adquisición, en función de la contraprestación a cargo de la empresa que lo recibe” es decir si no hay contraprestación como es el caso ni presente ni futura un informe arquitectónico valdrá su peso en papel para reciclar. Más cuando judicialmente han perdido las demandas. Este verano ADIF incluso liberó a Riofisa de la obligación de construir el teatro. ¿Seguirán valorando los activos? ¿Esperan un cambio de opinión por parte de Fomento?

Un millón en pérdidas

Parece incomprensible que si no existe esperanza de que se vaya a ejecutar el proyecto se mantenga la empresa viva, aunque más del 60% se financie a través de la SGAE y del canon que se pagan desde una boda a un concierto benéfico. Lo cierto es que la empresa es un agujero negro de pérdidas, que en 2007 acumulaban 873.000 euros de pérdidas de ejercicios anteriores a los que sumándoles las pérdidas de ese ejercicio llevaban a unas pérdidas totales desde que se creó la sociedad de un millón de euros.

Esto lo agravan los 80.000 euros de gastos extraordinarios en 2007, que hizo que las pérdidas se multiplicaran por dos respecto al ejercicio anterior. Estos gastos derivan de 78.000 euros por embargos judiciales, principalmente por una sentencia condenatoria a favor de la sociedad “El Mobiliario Urbano” por 61.000 euros más costas pero también por sanciones de Hacienda por no presentar el Impuesto de Sociedades a tiempo o por retenciones mal practicadas.

Sanciones, pleitos, incumplimientos fiscales y valorar en millones lo que no vale nada, la SGAE dando ejemplo otra vez.