Menú Portada
Incluida en el último consejo de ministros

Tal y como adelantó este periódico, la quiebra técnica de la Sociedad Pública de Alquiler ha llevado a su cierre

Marzo 19, 2012
pq_928_ana_pastor_blanco_relevo.jpg

El ejecutivo presidido por Mariano Rajoy continúa con sus medidas de recorte de gasto. Este viernes lo hizo a través del plan de restructuración y racionalización del sector público y fundacional que ha llevado a la extinción, fusión y desinversión de 80 sociedades, actuando sobre un tercio de todos los grupos públicos.  Así se han cerrado 24 empresas, el 17% de las sociedades estatales, se han vendido ocho sociedades, el 6%, se ha hecho una desinversión minoritaria de otras 35, y se acelera la liquidación de 13 sociedades. Como resultado, el Estado dejará de pagar los sueldos y dietas de 154 consejeros que serán destituidos de sus cargos con el consiguiente ahorro de 1,83 millones de euros anuales solo por este concepto

Entre ellas estaba la Sociedad Pública de Alquiler, una empresa que como adelantó extraconfidencial.com hace casi un mes estaba en situación de quiebra técnica.

El 31 de diciembre de 2010 SEPES, la matriz de la Sociedad Pública de alquiler,  cerraba sus cuentas anuales con una curiosidad contable. En su epígrafe de inversiones financieras valoraba su participación en la Sociedad Pública de Alquiler en cero euros. Y es que en el apartado de inversiones aparecen los 33,326 millones de euros de valor bruto pero también se refleja un deterioro de valor por la misma cantidad, 33,326 millones. Y es que si al principio de ejercicio se reconocía un deterioro de 28,319 millones se incrementó en 5,007 millones en 2010.

 

Pero no sólo eso. Ese año la Sociedad Pública de Alquiler cerró con unas pérdidas de 9,973 millones de euros, dando un patrimonio negativo de 4,966 millones. Por ello, no siendo suficiente con valorar la empresa en cero, la participación tuvo que ser provisionada para riesgos y gastos, una partida que SEPES sumando otros riesgos menores se elevo hasta los 7,886 millones de euros.

Y es que la propia Sociedad Estatal del Suelo reconocía que tenía “ciertas dudas” sobre la posibilidad de cobro del crédito participativo que concedió a dicha entidad, que no habiéndose provisionado no era obligatoria su devolución.

El resultado de todo estar en una situación de quiebra técnica. La Sociedad Pública de Alquiler, presentó a 31 de diciembre del 2010 fondos propios inferiores a la mitad del Capital Social, lo que obligó a que los administradores, en la Junta de la sociedad de 30 de junio de 2011 propusieran una reducción del Capital de 13 millones de euros para compensar pérdidas y una aportación directa también para compensar pérdidas de 3,1 millones y así restablecer su situación patrimonial.

Rescate con créditos millonarios

Para ello, el Consejo de Administración de SEPES, el 12 de julio de 2011 acordó aprobar la aportación de 3,1 millones para compensar su desequilibrio patrimonial y que fueron pagados el día siguiente, el 13 de julio.

Pero esto no fue suficiente y es que poco más de dos meses más tarde, el 21 de septiembre, el Consejo de Administración de la Sociedad Pública de Alquiler acordó elevar al Consejo de Administración de SEPES la amortización del préstamo participativo por importe de 6,74 millones euros transformándolo en aportación de capital, para compensar las pérdidas acumuladas.

El ahorro en consejeros no es lo único. Sólo la no apertura de esta sociedad ruinosa que creó Rodríguez Zapatero en 2005 hubiera supuesto muchos millones de euros en las arcas del Estado.