Menú Portada
La modelo con la que se relaciona al tenista Feliciano López aclara su situación

Susana Deleito: “De momento Feli y yo somos muy buenos amigos”

Diciembre 15, 2008

Está de enhorabuena en el terreno profesional. Considerado uno de los mejores tenistas de nuestro país, Feliciano López podría haber recuperado el amor gracias a la modelo Susana Deleito. Y, mientras, Maria José Suárez insiste en que él la está intentando reconquistar.

pq_660_susanad07.jpg

Su mirada se clava con fuerza en su nuca. Camina apresurada por el aeropuerto e intenta despistar a la prensa escondida tras unas oscuras gafas de sol. Ya conoce el funcionamiento de los medios de comunicación, pues hace mucho que presta su imagen para anuncios que cuelgan de marquesinas de autobuses. Su larga melena rubia y ese gesto de eterna inocencia la convirtieron en una de esas maniquís que triunfan por arte de birlibirloque. Sí, posee un envoltorio nada desdeñable, pero cuando desfila por la pasarela no destaca sobremanera. Rarezas que quedan relegadas a un segundo plano cuando habla detenidamente. No cumple con el dicho. Es ella. Susana Deleito. La misma que volvió loco a un futbolista que sigue en activo.
Su coherencia y el dulce tono de voz que emplea convencen y enloquecen. Por algo será que Feliciano López resalta, en petite comité, sus cualidades y su nítida habla. Nada entre dos aguas. Si bien parece que lo suyo con Susana puede ser algo a largo plazo, unas instantáneas en las que se muestra excesivamente cariñoso con María José Suárez podrían dar un giro a su historia de incipiente amor. López insiste en que a su ex ya sólo le une una entrañable relación de amistad, pero ella desvela en la intimidad que le manda mensajes reconquistadores. Maria José cuenta que Feli quiere recuperarla y que lo intenta con una insistencia heladora. Él calla y mira hacia otro lado. Sigue saboreando sus éxitos en lo profesional y prefiere mantenerse en silencio cuando se le pregunta por su vida privada. No sería buen relaciones públicas. Nada que ver con ese Paco Corazón que consigue que el ambiente en el Estudio54 de Madrid no decaiga en ningún momento. No es tan guapo y atractivo como Enric Escudé, pero su gracia y dadivosidad no tienen fin.
Susana está asustada. Parece que le viene grande el disparate de la fama. No hace mucho que sesgó otra relación sentimental. Son muchos los que han deseado estar a su lado, probar sus besos y sentirla cerca. Sin embargo, pocos lo han conseguido. En plena efervescencia mediática, Deleito se sorprende cuando me presento al otro lado del teléfono. Transmite nerviosidad y parece descolocada: “Estoy bastante asombrada con todo esto. Pero la verdad es que, de momento, Feli y yo somos muy buenos amigos. He visto todo lo que se está diciendo sobre mí y estoy perpleja porque no me lo merezco”. Clama al cielo, sonroja e incluso gusta que Susana utilice ese ‘de momento’ tan esclarecedor. Eso sí, me consta que Feliciano le ha preguntado si, como dicen, ella tiene algo que ver con unas imágenes, tomadas en el aeropuerto, en las que se les ve cargando maletas en un mismo automóvil. La duda siempre existe. Habrá que esperar.