Menú Portada

Sueldos y presupuestos, la otra carrera de la Fórmula 1: 2.595 millones de euros gastados en 2015

Abril 26, 2016
start-season-drivers

Citius, altius, fortius… y carus. La Fórmula 1, el deporte más costoso del mundo, es un negocio que si de manera puntual puede llegar a arruinar a alguno de sus protagonistas, goza de una excelente salud global. El organizador, FOM, lleva una década incrementando su beneficio a razón de un 10% anual y esto acaba revirtiendo en las escuderías, cuyo gasto tiende a crecer en la misma medida. Desarrollar los coches y las tecnologías que los hacen cada vez más eficaces y rápidos requiere unos abultados fondos y el análisis de las cifras que cada temporada acumula el Business Book del periodista Marc Limacher arroja datos interesantes.

Red Bull el que más gasta

En 2015 los equipos gastaron 2.595 millones de euros, la mayoría de ellos liderados por el grupo Red Bull-Mercedes-Ferrari-McLaren; el resto tuvieron presupuestos mucho menos generosos.

El equipo que más incrementó su índice de gasto fue, con diferencia, McLaren. Choca ver los flancos de su MP4/31 prácticamente vacío de patrocinadores, pero pasaron de gastar poco más de 300 millones en 2014 a 465 gracias a la aportación de Honda, la más abultada de toda la parrilla y cifrada en 300 millones al año. Resalta en su cómputo la diferencia de sueldos entre sus dos pilotos, con 35 millones de euros anuales para Fernando Alonso, y sólo 10 para su compañero Jenson Button.

El equipo que más gastó de todos fue Red Bull, con 468 millones de presupuesto, de los que 250 son aportados por la marca de bebidas energéticas. De entre las cifras aportadas chirrían los sueldos base percibidos por sus dos pilotos, Daniel Ricciardo y Daniil Kyvat, con millón y medio para el primero y justo la mitad para el segundo. Esto viaja en línea con su particular forma de premiar a sus componentes más famosos; gran parte de los emolumentos percibidos por los que se juegan la piel en la pista sale directamente de los resultados obtenidos. A más puntos recabados en carrera, más dinero a final de año.

Lewis Hamilton, un campeón que ganó prácticamente lo mismo que Fernando Alonso

467 millones fueron lo que necesitó Mercedes para lograr su segundo título consecutivo de pilotos y constructores, de los que 250 fueron aportados por la marca alemana de berlinas, 41 por el gigante petrolero malayo Petronas, 9 por la tecnológica Qualcomm, y 3 por la marca de moda Hugo Boss. En el epígrafe de sueldos a sus pilotos está el mejor pagado de la parrilla, Lewis Hamilton, que percibió 25 millones de euros en forma de sueldo base y otros 10,5 como bonus en función de sus resultados. Su compañero Nico Rosberg se embolsó 16 millones a final de año, de los que 13,5 fueron de sueldo y el resto como bonus por puntos obtenidos.

De los 418 millones que gastó Ferrari en ser el segundo mejor equipo, 100 fueron aportados por FCA (Fiat Chrysler Automobile) otros 100 por la tabaquera Philip Morris y algo más de 30 por el Banco de Santander cuyo contrato caducará en 2017. Los italianos ya tienen en cartera a otro cliente para ocupar el hueco de la entidad financiera al término del acuerdo. En cuanto a los sueldos el anuario desvela que el tetracampeón Sebastian Vettel ganó el año pasado 28 millones de euros, pero no aporta más detalles. Si los aporta sobre su compañero Kimi Raikkonen, que ingresó 17 millones de los que seis fueron recaudados en función de sus resultados.

En total, los diez equipos que participaron en el mundial se gastaron equipo 2.595 millones de euros, un 11% más que en la temporada anterior pero su reparto no fue equitativo, ni al distribuir los beneficios del conjunto, ni a la hora de recabar recursos propios en el mercado publicitario. El farolillo rojo, el más pobre de entre los ricos es también el más lento de entre los mas rápidos: la escudería Manor. La formación que dio cobijo al levantino Roberto Merhi gastó 83 millones de euros. El piloto español apenas cobró 100.000 euros, aproximadamente el sueldo del director de una sucursal bancaria de barrio a cambio de jugarse la vida cada domingo.

Cuestión de dinero

De esta acumulación de cifras se pueden obtener muchas lecciones pero hay tres elementos de juicio que resaltan: para 2016 se espera que Renault gaste unos 265 millones de euros al haberse quedado con la desaparecida Lotus. Con este dinero hará crecer su plantilla, la recuperará de sus galopantes deudas y la hará crecer hasta ocupar un hueco en el grupo de los grandes.

Por otra parte queda claro que si tienes una marca y quieres anunciarte y participar de la F1, no acudas a este escaparate publicitario global con menos de un millón de euros, porque ni te atenderán.

Y tres y constante en esta especialidad consistente en que, como cada año, se evidencia la relación directa entre presupuesto y velocidad. Para sacar esta conclusión no hace falta ser un lince: sin dinero no ganas, y si ganas, es porque hay mucho presupuesto, aunque este no garantiza siempre el éxito, no en vano alguien hace mucho dijo aquello “el verdadero combustible de la Fórmula 1 no es la gasolina, sino el dinero”. Tenía razón.

José M. Zapico

@virutasf1