Menú Portada

Spain is back

Enero 13, 2014

No estoy en disposición de afirmar que España haya vuelto o no. Mensaje con el que el presidente, Mariano Rajoy, se presentó ayer en Washington, ante el Gran Jefe “blanco”, Barak Obama. Lo que sí puedo aseverar es que a lo largo de esta semana vuelve el invierno, tras cogerse unas largas vacaciones de dos semanas en el arranque del 2014.

Y si parece que los datos económicos con los que se presentó el gobierno español en el despacho Oval así lo confirman, la recuperación, aunque no lo notemos los mortales, todos los mapas del tiempo, indican el retorno de los temporales no solo de agua y viento, a las costas gallegas y del litoral cantábrico, sino de la nieve, que tiene muy intranquilos a los amantes al esquí. El sistema frontal y la sucesión de borrascas, tendrán como colofón al final de semana de la llegada de una masa de aire frio que nos va a dejar tiritando.

Pero para este martes 14 de enero lo más destacado es la vuelta del manto blanco. Alerta amarilla por nevadas que se va a extender a la cordillera cantábrica, pirineo oscense, montañas de Orense e interior de Asturias, donde se pueden acumular 5 centímetros. Nevada en la meseta norte, Burgos y Soria, sistema central, serranía de Cuenca. Que nadie viaje sin cadenas en el interior de Jaén en las sierras de Cazorla y Segura. El otro fenómeno adverso de la jornada serán las fuertes rachas de viento a lo largo de toda la costa gallega, avisos naranjas en Coruña  y en el litoral cantábrico, y el poniente que soplará con ganas en las costas de Granada, Almería y Melilla.

Las lluvias serán generalizadas,  de nuevo más intensas en el noroeste, no se libran en las islas Canarias en su parte más occidental. Las precipitaciones, aunque sean de carácter moderado, afectarán a  Baleares, solo el sudeste se librara de abrir el paraguas. Lo que si habrán notado es que las temperaturas han dado un paso atrás, sobre todo en las máximas donde les cuesta llegar a los 10 grados en el cantábrico y en la zona centro. El mediterráneo y el Guadalquivir rondan la quincena y en algunos puntos de Huelva, como Isla Canela, rozan los 18 grados. Las mínimas siguen siendo elevadas, con algunas heladas débiles en las sierras de Teruel o Cuenca. Pirineos marca lo valores más bajos, Bellver de Cerdava, Lérida, 8 negativos, pero insistimos el frio de verdad quedará para final de semana.

“Buena es la nieve que a su tiempo viene”.