Menú Portada
La línea dura del PP le ve con buenos ojos ante la alternativa de Ruiz Gallardón para suceder al actual líder

Sorpresa, sorpresa: González de Cospedal, la gran deseada por los críticos de Rajoy

Junio 23, 2008

La nueva secretaria general se enfrenta a un problema: tiene que controlar todos los intereses, mediáticos y económicos, que giran en torno al partido. Nadie le ha dicho nada

pq_550_COSPE3.jpg

No ha hecho más que terminar el Congreso del Partido Popular y unos y otros, los críticos y los supuestos pro Rajoy, ya postulan a María Dolores González de Cospedal, recién nombrada secretaria general del partido, como sustituta ideal de Mariano Rajoy en caso que se produzca una caos electoral en las elecciones autonómicas y europeas que se avecinan. La denominada línea dura del PP estima que si su líder fracasa en estos tres comicios está obligado a renunciar y dejar paso a una nueva cara.
“Hemos ganado ya más de 300.000 votos desde que se conoció su nombramiento”, aseguran fuentes solventes de Génova. “Es la persona ideal para suceder a Mariano al frente del partido y presentarse como candidata a las elecciones generales de 2012” aseveran aquellos que se postularon contra el giro hacia quién sabe dónde del líder del PP. La cuadratura del círculo. Política pura y dura.

“Buscar un candidato/a como sea”, lema del sector duro

Se lo intentaremos explicar. Aquellos que renegaron de Rajoy, a pesar de solicitar explícitamente el voto para el PP, e intentaron dinamitar su candidatura de cara al reciente Congreso popular celebrado en Valencia, se encontraron con la sorpresa de que aquellos que en algún pensaron podrían presentarse como alternativa al final no lo hicieron. Es decir, los críticos, miembros del partido y de determinados medios de comunicación, para su indignación no encontraban candidato. “El problema es que, argumentan ellos mismos, nadie de los posibles –Esperanza Aguirre, Jaime Mayor Oreja, Juan Costa-, vende en España”.
Así las cosas, cambio de estrategia. Ellos esperan un batacazo histórico del partido en las elecciones autonómicas vascas y gallegas, así como en las europeas. Obligación de Rajoy, dimitir. Como piensan que el sucesor natural designado es el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, hay que buscar una alternativa desde dentro. Y nadie mejor que González de Cospedal. Buena imagen, lenguaje más directo, más cercana al pueblo… Son frases textuales de los que le apoyan desde el sector duro. “Puede dar la sorpresa como Zapatero en su día. Nadie apostaba por él y mira, en La Moncloa”. Son sus argumentos.

Problemas nada más aterrizar

Pero la nueva secretaria general se enfrenta a un problema: tiene que controlar todos los intereses, mediáticos y económicos, que giran en torno al partido. Hasta la fecha, y pese al traspaso de poderes, su antecesor, Ángel Acebes, no le ha puesto al corriente. Eso sí, en los corrillos del Congreso de Valencia muchos ensalzaban la dulzura, la sexualidad, el atractivo de esta mujer. Como lo oímos se lo trasmitimos.