Menú Portada
Un portavoz de este departamento no concreta el plazo por el cual cualquier ciudadano tendrá acceso a esta información

Soraya Sáenz de Santamaría destina 71.000 euros en digitalizar, 35 años después, el Fondo de la Secretaría del Presidente Suárez

Abril 20, 2014

El proceso de adjudicación no cumplió con el criterio de publicidad en su licitación
Desde el Ministerio de Presidencia señalan que “todos los archivos incluyen cláusulas de confidencialidad si es que todavía no ha pasado el tiempo legal necesario para su publicación”
 

El acuerdo se ocupará también del Fondo de la Exposición Universal Sevilla 92 y de las Hojas de decisión y extractos de expedientes de revisión y organización de Consejo de Ministros


No hace ni un mes que la luz del genio de la transición se apagaba por siempre y dejaba de alumbrar el camino de la concordia. Adolfo Suárez Illana, el primer presidente de la España democrática y cohesionador de esas dos realidades que se vivían en nuestro territorio, descansaba eternamente tras un calvario llamado Alzheimer. El pueblo español lloraba su fin y el Estado, ese que él mismo construyó con sus manos, preparó un magnánimo adiós tan solo equiparable al que despidió a otro gran presidente como Leopoldo Calvo Sotelo.

Muchos fueron los que en los solemnes actos que le rindieron homenaje destacaron su carácter global, conciliador, firme, prudente, sabio y un sinfín de calificativos que encierran las cualidades de la inteligencia y la rectitud. El Rey don Juan Carlos, Mariano Rajoy, José María Aznar, Felipe González, y una recua de presidentes autonómicos entre los que resaltaba un testimonio en particular. La sinceridad colmaba los discursos de los representantes del país, para despegarse más tarde de las palabras estratégicas y oportunistas de uno de los invitados. Artur Mas, dispuesto a cualquier cosa para salvaguardar su consulta aseguraba en el velatorio de Suárez que “se echa a faltar los valores de coraje, audacia y sentido de Estado” que tuvo el ex presidente fallecido. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid.
 
¿Causal o casual?
 
Causal o casual, el pasado 9 de abril –dos semanas después de la muerte del ex presidente-, la subdirección General de Gestión Económica decidía adjudicar el contrato para los “servicios en el Archivo Central en relación con Fondo de la Secretaría del Presidente Suarez, Fondo de la Exposición Universal Sevilla 92 y Hojas de decisión y extractos de expedientes de revisión y organización de Consejo de Ministros”.

Desde la dirección general de Comunicación del Ministerio de la Presidencia de Soraya Sáenz de Santamaría descartan cualquier tipo de relación entre los dos sucesos (muerte del ex presidente y adjudicación), y atribuyen la confluencia en tiempo de los dos hechos, a una mera coincidencia: “La decisión fue tomada con bastante anterioridad y debido a la alta frecuencia de consulta por parte de los investigadores”, comentan. En efecto, los plazos del procedimiento así lo acreditan: “Los primeros pasos se iniciaron en el mes de enero en orden a conocer la disponibilidad de crédito en la aplicación presupuestaria correspondiente. Una vez conocida la disponibilidad presupuestaria se iniciaron los trámites de contratación de los servicios. La propuesta formal de iniciación del expediente económico se firmó con fecha 25 de febrero”.

 
La adjudicataria, Informática Abana S.L., es “una empresa española integrada por profesionales de la informática documental, biblioteconomía, archivística y documentación, especializados en la gestión y el tratamiento de la información” que “nace en diciembre de 1997”. En total, serán más de 71.000 euros (71.033 euros), para indagar e investigar en la memoria histórica que nos dejó el presidente de UCD. Entre todo el procedimiento, un lunar: el proceso no cumplió con los criterios de publicidad en su licitación.
 
Según informan desde la dirección general de Comunicación, el Fondo documental de la Secretaría del presidente Suárez “es uno de los que mayor interés despierta entre los investigadores”. Sus características más destacables son “su relevancia y su contenido informativo”, siendo “uno de los más importantes que conserva el Archivo Central del Ministerio”. Por todo ello, el Archivo Central del Ministerio de la Presidencia ha decidido actualizar tal documento ya que “su descripción es susceptible de mejora con el objeto de facilitar el acceso a la información de los usuarios y del propio personal del Archivo Central”. En concreto, los trabajos se centrarán en “la reinstalación completa para la adecuada conservación del Fondo, la reasignación de signaturas y la descripción, según los criterios técnicos dados por el Archivo, en la plataforma Albalá de los expedientes que constituyen este Fondo”.
 

Un Fondo integrado por 1.000 cajas y la base de datos por 9.700 registros

 
Además, el Convenio también se ocupará de la adecuación del Fondo de la Exposición Universal Sevilla 92 y de las Hojas de decisión y extractos de expedientes de revisión y organización de Consejo de Ministros. La base de datos del primer compendio será revisada y se comprobarán las descripciones y fechas de los expedientes, pasándolo a la aplicación Albalá. El Fondo está compuesto por 1.000 cajas y la base de datos por 9.700 registros.
 
Respecto a la serie documental de Hojas de Decisión y extractos de expedientes del Consejo de Ministros (una de las series documentales más importantes que conserva el Archivo Central), se grabarán todos los datos -unos 12.000 registros-, en la aplicación Albalá para una mayor rapidez y eficacia en el acceso a los datos.
 
Total accesibilidad
 
Los documentos digitalizados y archivados resultantes del Convenio estarán a disposición de todo aquel que quiera consultarlos y estarán ordenados por la legislación relativa a bibliotecas, archivos y museos, según ha podido saber Extraconfidencial.com. Su régimen será idéntico al de los fondos, archivos y facsímiles que figuran en la Red de Bibliotecas Públicas.
 
Respecto a la supuesta confidencialidad de algunos de los documentos estudiados y a su manipulación por parte de la adjudicataria, desde Presidencia aseguran que “en cuanto al contrato con Informática Abana S.L., se han escaneado ciertas fotografías o documentos (por ejemplo, relativos al Consejo de Ministros), que la propia empresa se ha comprometido a no difundir ni a publicar”. “Todos los archivos incluyen cláusulas de confidencialidad si es que todavía no ha pasado el tiempo legal necesario para su publicación. Una vez cumplido este plazo, pasan a estar a disposición de todos los ciudadanos”, añaden.
 
Un Archivo Central obsoleto
 
El Archivo Central del Ministerio de la Presidencia conserva 35.000 unidades de instalación. La descripción de dichos Fondos está en su mayor parte en papel, lo que dificulta en gran medida el acceso rápido a la información. Por ello, es objetivo prioritario la grabación de datos y organización de los fondos. De este modo, cíclicamente, el Archivo Central selecciona ciertos volúmenes para proceder a su clasificación y evitar la obsolescencia de los mismos.

El motivo que lleva al Ministerio a realizar una adjudicación para tal empresa se debe a que “el personal del Archivo Central se dedica de manera integra a realizar las tareas de identificación, clasificación y grabación de datos. No obstante, es necesario, de forma temporal la contratación externa para apoyar estos trabajos habituales, cuando las circunstancias lo exigen debido a una demanda muy alta por parte de los investigadores (como ocurre en el caso del Fondo del Gabinete del Presidente Suarez), una necesidad de reorganización física de los depósitos (como en el caso del Fondo de la Oficina del Comisario de la Exposición Universal del 92), o completar un trabajo ya iniciado por parte del personal de Archivo que lo impulsa y que ayuda a ofrecerlo en menos tiempo (el caso de las Hojas de Decisión del Consejo de Ministros)”.