Menú Portada
En total serán 1,4 millones los ciudadanos que disfrutarán de esta reforma

Sólo el 20% de los contribuyentes con derecho a la deducción de 400 euros se beneficiarán de esta medida

Noviembre 5, 2009

Sólo un 20% de los contribuyentes con ingresos menores a 12.000 euros podrá beneficiarse “realmente” de la reforma en la deducción de los 400 euros aprobada, según estimaciones de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA). En total, serán únicamente 1,4 millones de ciudadanos los que disfrutarán de esta medida a partir del próximo año 2010.

pq_891_Ocaña1.jpg

La razón es que, a pesar de que los que ganan menos de 12.000 euros se cifran en más de 6,8 millones de contribuyentes, la nueva deducción de los 400 euros aprobada por el Congreso excluye a gran parte de los “mileuristas pluriempleados” y pensionistas españoles, ya que éstos en su declaración de la renta tienen que descontar, “antes” de utilizar la nueva deducción, los diversos mínimos personales, familiares o por discapacidad.

Así, según Gestha, la mayoría de los jubilados españoles no podrán utilizar la deducción de 400 euros, puesto que se benefician de un mínimo personal exento por ser mayores de 65 años, y en ocasiones padecen una discapacidad. Lo mismo ocurre con muchos “mileuristas” y familias que, normalmente, descuentan por hijos, ascendientes o están pagando una hipoteca por su vivienda, etc


Un primer paso para la supresión de la Ley Beckham

Por otro lado, los Técnicos de Hacienda valoraron muy positivamente la reforma de la “Ley Beckham” aprobada ayer y por la cual, a partir de 2010, los extranjeros no residentes con rentas superiores a los 600.000 euros anuales tributarán al 43% en el IRPF.

Según Gestha, esta reforma era “absolutamente necesaria” y representa un primer paso para la supresión total de este régimen que permitía que retribuciones multimillonarias de deportistas de élite o de directivos de multinacionales impatriados tributaran al 24% del Impuesto sobre la Renta de los No residentes (IRNR), que es el tipo mínimo marginal que paga cualquier ciudadano residente en territorio español en el Impuesto de la Renta.

En este sentido, los Técnicos de Hacienda recuerdan que estas personas son residentes como cualquier pensionista, trabajador o autónomo al que se le aplica la tarifa general del IRPF, por lo que no existe justificación suficiente para que se perjudique la equidad fiscal con un beneficio fiscal de estas características.