Menú Portada
LAS MUJERES MÁS RICAS (I)
Celebrado el Día de la Mujer Trabajadora, la desigualdad persiste también a nivel de millonarios

Sólo doce mujeres figuran entre los cien más ricos de España

Marzo 9, 2010

Encabeza el ranking Rosalía Mera, la ex mujer de Amancio Ortega, con 2.600 millones

La ex de Zara se sitúa en el número 246 del mundo

Preside la Fundación PAIDEIA, una de las más activas en la lucha contra la exclusión social


Celebrado el Día de la Mujer Trabajadora, la desigualdad también persiste a nivel de los millonarios españoles. Solo doce mujeres figuran entre los cien más ricos de España. Entre ellas estan Rosalia Mera, las hermanas Koplowitz, la duquesa de Alba, Carmen Cervera, Helena Revoredo, Isabel Castelo, Sol Daurella, las hermanas Godia, María Reig y Carmen Coreaga.

Sin embargo, con diferencia, es Rosalía Mera Goyenechea la mujer más rica de España. Y tambien la 246 del mundo con una fortuna que ronda los 2.600 millones, según la última clasificación de la revista Forbes, en la que tan sólo aparecen 12 españoles entre los mil más ricos. Tambien aparecen en este escalafon otras dos mujeres españolas: Alicia Koplowitz, con 2.100 millones en el puesto 318, y su hermana Esther Koplowitz, con 1.700 millones, en el 430. Rosalía Mera solo es superada entre las grandes fortunas españolas por su ex marido Amancio Ortega, con 18.300 millones y que ocupa el puesto número 10 a nivel mundial.

La empresaria Rosalía Mera tiene su patrimonio muy repartido entre inmuebles, productoras, estudios de grabacion y hasta hoteles, pasando por el sector de la energia fotovolcanica y de la biotecnología. Pero su gran capital esta hoy invertido en diferentes mercados y productos financieros, incluidos los hedge fund (fondos de alto riesgo). En ellos tiene invertido unos 600 millones de euros a través de sus Sicav y sociedades de inversion libre: Rosp Corunna, Breixo y Soandres.

Una diplomada en Magisterio privilegiada

Rosalía apareció por primera vez en la selecta lista de Forbes en el año 2003. Pero su hoja oficial de servicios ocupa menos de un folio. Sólo destaca en ella que es empresaria y diplomada en Magisterio. Su currículum oficial también es breve, como si pasara de puntillas por la vida. Apenas nadie sabe nada de ella, salvo que fue la primera mujer del hombre más rico de España, Amancio Ortega, el rey del imperio textil Inditex.

Rosalía vive con suma discreción, un aspecto que tan bien ha sabido conllevar. Nació en 1944 (tiene 66 años) en el barrio marginal de El Matadero, en la zona antigua de A Coruña, justo detrás de la ensenada del Orzán, una playa situada al lado de la de Riazor. Sus progenitores eran de origen cántabro y vasco. Su padre era empleado de la empresa eléctrica Unión Fenosa y la economía familiar no era muy boyante.

Un ejemplo a seguir

A los once años dejó la escuela y empezó a trabajar. Rosalía, a la que de pequeña llamaban Rosi, consiguió un empleo de aprendiz en la tienda de confección y camisería “La Maja”, situada en la calle coruñesa de San Andrés, Allí se encontró con Amancio Ortega Gaona, el encargado del almacén, un chico leonés, introvertido, educado, sencillo, humilde, respetuoso, pero sin una conversación amplia ni una cultura refinada.

Rosi era en cambio una muchacha de ojos vivos, que destacaba por su figura esbelta y su alegría, lo que le proporcionaba un halo de glamour. Pronto enamoró a Amancio Ortega, quien desde su infancia es una persona con amigos contados y poco amante de los actos sociales. Rosi era la persona encargada para probarse los bañadores que se vendían. Cuando se hicieron novios, Amancio pidió al jefe que fuese otra la que se ocupase de esta tarea.

Tras un noviazgo corto, Rosalía y Amancio se casaron a las cinco de la tarde, hora taurina, del año 1966 en la parroquia de San José. Como regalo de boda sus compañeros de trabajo le regalaron un reloj de oro. El matrimonio tuvo dos hijos, Sandra y Marcos, este último nació con una discapacidad psíquica. Se separaron de mutuo acuerdo veinte años más tarde, en 1986. Eso supuso un antes y un después en la existencia de la primera mujer más rica de España.

Una Fundación encomiable

Desde el año 1986, cuando se separa definitivamente de Ortega, se ocupa y preside la Fundación Paideía, su eje vital, creada para luchar por la reinserción de personas discapacitadas y con minusvalía psíquicas. La Fundación tiene su sede en el número 17 de la céntrica plaza coruñesa de Maria Pita. En 1999, Rosalía fundó el grupo empresarial Trébore, una iniciativa de la Fundación Paideia creada como alternativa para la capacitación y empleo de personas en riesgo de exclusión social.

Así, la ex mujer de Ortega aparece como administradora única de Trebore Transporte SL (alquiler de automóviles); Talleres Trebore SL (servicios presados a empresas ncop), Trebore Planta Joven SL (intermediarios del comercio), Talleres Trebore Jardinería Sl (servicios agrícolas, ganaderos, forestales y pesqueros)…Algunas de estas empresas tienen su sede social en la localidad coruñesa de Padrón, en la calle Esclavitude. Fue a partir de 2001 cuando la Fundación de Rosalía cambió de nombre y pasó a denominarse Padeia Galiza, no dependiendo ya para nada de Inditex.

Rosalía controla la práctica totalidad del capital social de la Sociedad Rosp Corunna Participaciones Empresariales SL, su famliy office, con la que en su día entró en el Consejo de Administración de Inditex y donde estuvo hasta junio del año 2004. Esta sociedad posee hoy el 6, 99% del capital del grupo textil que ella formó. Rosalía Mera recibió, a raíz de la salida a bolsa de Inditex, 92.709 millones de pesetas por la venta de una parte de su paquete accionarial de Inditex (37.904.348 acciones), aunque conservó ese 6,99 % que le permite ser todavía la segunda máxima accionista del grupo.

Gran empresaria

A su vez Rosalía Mera también figura como administradora de la empresa de alquiler de bienes inmuebles Rosp Corunna SL, creada en mayo de 2000 en A Coruña con un capital de 907 millones de euros. Pero la sociedad encargada de gestionar y promocionar las principales inversiones inmobiliarias de la tercera mujer más rica de España es Ferrado Inmuebles SL.

Sus propiedades se reparten por media geografía española. Uno de sus principales inmuebles, por el que pagó cuatro millones de euros, se encuentra en la calle Jorge Juan, en el corazón del barrio madrileño de Salamanca, y fue arrendado en el año 2004 a una de las principales firmas inglesas de moda, la multinacional Karen Millen. Hoy todavía mantiene propiedades conjuntas con su ex marido. Es el caso del Pazo El Drozo, en Anceis (Cambre), una típica construcción gallega levantada sobre una superficie de más de 42.000 metros cuadrados, que es una de las residencias que actualmente utiliza Amancio Ortega. 

Al margen de estas sociedades, Rosalía Mera mantiene otros medios de canalización privilegiada para sus inversiones, como son las sociedades de inversión de capital variable. Entre ellas, destacan Breixo Inversiones Sicav, con un capital social inicial de 240.338.000 euros; Soandres de Activos, Sicav, con capital de 185.985.012 euros; y Mateus Inv Sicav, con un capital 15.025.000 euros. Estas tres sociedades, en las que figura como presidenta, gestionan la cartera de valores mobiliarios de Rosalía de Mera. Su domicilio está en Madrid, en la calle José Ortega y Gasset número 29.

También mantiene participaciones en otras significativas empresas como la farmacéutica gallega Zeltia (5 %), donde hace unos años se embarcó en la difícil singladura de la biotecnológica de la mano de su presidente y amigo, José María Fernández Sousa Faro, hermano del presidente de Pescanova. A través de su filial Pharma Mar, Zeltia desarrolla anticancerígenos como el Yondelis, procedente de compuestos presentes en las algas marinas.

Por ser uno de los nueve miembros de su consejo de administración – es consejera dominical-, Rosalía Mera percibe un sueldo que ronda los 150.000 euros al año. Otra de las empresas donde participa es la sociedad Identificación y Custodia Neonatal (ICN), una empresa que desarrolla un sistema de identificación de bebés basada en la biometría dactilar. Al igual que también acomete inversiones en el sector audiovisual y cinematográfico, donde controla el 26% de Milú Films y el 16,3% de la Productora Audiovisual Continental, una productora liderada por Pancho Casal.

Una enseñanza bien aprendida

Rosalía ha trasladado todo lo que aprendió durante su estancia ejecutiva en Inditex a otros sectores, como, por ejemplo, al cultivo de plantas ornamentales, donde realiza cultivos in vitro y cultivos tradicionales. Entre sus empresas dedicadas al “cultivo de hortalizas y especialidades de horticultura y productos de vivero” destacan Cultigar SL y Viveros Borrazas SL. Esta última creada en el año 2002 con un millón de euros. Pero, sobre todo, su empresa estrella en el mercado de patentes industriales es la coruñesa Estela Orvi SL, la segunda firma en Europa y la cuarta en el mundo, creada en el 2004.

Uno de sus últimos proyectos ha sido el Centro de Iniciativas Empresariales situado en el polígono industrial de Pocomaco, en A Coruña, en el que ha invertido más de seis millones de euros. Se trata del llamado Centro Mans que consta de 3.500 metros cuadrados útiles distribuidos en diferentes locales, entre los que hay diversas salas de reuniones y conferencias y un espectacular estudio de grabación, donde se graban bandas sonoras. Es único en su formato, con la mejor tecnología y capacidad para recoger las composiciones de orquestas de hasta un centenar de miembros. Dicen que está a la altura de los estudios de Praga o Londres, las capitales europeas por excelencia de la música. Las bandas sonoras de películas como “Heroína”, “El próximo oriente”, “El club de los suicidas”, “Matahari”, “De Profundis”, etc, ya se han grabado alli.

Causas sociales

Rosalía ha multiplicado sus dedicaciones al tema social al mismo ritmo que sus inversiones en los proyectos más dispares. Su nombre aparece en cualquier conversación entre quienes tengan entre manos un proyecto inversor en Galicia, comunidad de donde apenas ha salido. Su persona ha figurado siempre detrás de determinados proyectos marcadamente gallegos.

Así, en el año 2004 penetró en el sector de la acuicultura de la mano de Frigoríficos Fandiño para crear Galician Marine Aquaculture (GMA), dedicada al cultivo del “abalon”, la conocida oreja de mar. Juntos construyeron una planta en Muros para la cría y engorde de este molusco gasterópodo marino que se alimenta de algas y que está considerado una “delicatessen” en los mercados asiáticos, especialmente en Japón.

En 2009 se hizo con el 6% de Cross Road Biotech, un fondo de capital riesgo especializado en salud, en el que ha invertido 1,5 millones de euros. Tambien ha incrementando su participación en la cadena hotelera Room Mate, presidida por Enrique Gigi Sarasola, pasando de un 9,8 al 21,4 % actual.

Juan Luis Galiacho