Menú Portada
Mientras que son decenas de miles las familias las que no pueden pagar

Sólo 56 familias se han acogido a la moratoria hipotecaria desde el 1 de marzo

Marzo 22, 2009

Otro gran fracaso del Gobierno, si el primer plan VIVE para renovar la flota de vehículos por otros ecológicamente eficientes fracasó estrepitosamente, el dinero el ICO no llega a las pequeñas empresas y autónomos, los datos de las familias que se han acogido a la moratoria del pago de hipotecas son aun más claros, 56 desde el 1 de marzo.

pq_733_zapatero-presupuestos-risa.jpg


Esta línea, que cuenta con una dotación máxima de 6.000 millones de euros, permite a determinados colectivos, titulares de una hipoteca, aplazar temporal y parcialmente la obligación de pago del 50% del importe de las cuotas hipotecarias, con un máximo de 500 euros mensuales. El aplazamiento de dichas cuotas se instrumenta a través de un contrato firmado entre el cliente y la misma entidad de crédito con la cual se encuentre formalizada inicialmente la hipoteca, manteniendo la vigencia y condiciones establecidas del préstamo hipotecario inicial.

Si queremos ver claramente el claro fracaso del plan es que estas operaciones han supuesto un importe de 460.000 euros, ni un 0,01% sobre el total, y lo que es peor si vemos la media de estas operaciones se concedieron por un importe inferior a 80.000 euros, es decir, como ya adelantó Extraconfidencial.com, las moratorias se conceden no a los que más lo necesitan, si no a los clientes de menos riesgo para los bancos, que son los que tienen la última palabra. Así los importes suponen en la mayoría de los casos menos del 50% del valor de la vivienda ¡menuda garantía para los bancos!, momento en el que se paga más para amortizar capital que por intereses, es decir un negocio redondo. Mientras miles de hipotecados están con el agua al cuello, algunos caminando 450 kilómetros hasta La Moncloa para reclamar una solución, o creando asociaciones de miles de hipotecarios de entidades financieras en busca de ayuda. La moratoria del Gobierno, otro castillo en el aire.