Menú Portada
Vulnera el pacto de estabilidad de la Unión Europea

Solbes reconoce que el déficit de las cuentas del Estado será muy superior al 3%

Enero 13, 2009

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó este martés que el Gobierno revisará el cuadro macroeconómico a la baja este mismo viernes, y adelantó que el déficit público tanto de 2008 como de 2009 superará el límite del 3% que marca el Pacto de Estabilidad Presupuestaria.

pq_677_solbes3.jpg

En declaraciones a los medios tras la inauguración de la exposición ´Diez años del euro´ en el Banco de España, Solbes explicó que presentará el nuevo programa de estabilidad al Consejo de Ministros que se celebrará este viernes con cifras “más concretas”. Está será la tercera vez que el Gobierno revisa las cifras de crecimiento en apenas un año debido a la intensidad de la crisis económica que atraviesa el país, y posiblemente la primera en la que el Gobierno plantee un crecimiento negativo para el 2009.  No hay que olvidar que los Presupuestos Generales del Estado se aprovaron con un cuadro macroeconómico muy alejado de la realidad que asola a la economía española.

Si las nuevas previsiones se asemejan a las realizadas por otros organismos oficiales, la cifra que dará a conocer el Gobierno el próximo viernes para el presente ejercicio será de signo negativo, y aventurará una recesión larga de cara al 2009. De hecho, todas las estimaciones conocidas hasta la fecha excepto las del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero apuntan a una contracción económica en el conjunto de 2009 y a varios trimestres con crecimientos negativos.

Por otro lado y en cuanto al déficit de las cuentas públicas, Solbes reconoció hoy que “superará algo” el 3% en 2008, mientras que será “sustancialmente superior a 3%” en 2009, como consecuencia del esfuerzo adicional de gasto del Ejecutivo para hacer frente a la crisis. De esta forma, las cuentas públicas del Ejecutivo superarán por primera vez desde que gobierna Rodríguez Zapatero el límite del 3% que marca el Pacto de Estabilidad Presupuestaria ya en 2008, como consecuencia de la crisis y de las medidas de gasto, poco acertadas como la devolución de los 400 euros, que sin frenar los efectos de la crisis han dilapidado el superávit público y han dejado escaso margen de maniobra para acciones futuras.