Menú Portada
Salieron al mercado en 2002

Sol Meliá estudia cancelar los 106 millones de euros que tiene emitidos en participaciones preferentes domiciliadas en las Islas Caimán

Febrero 28, 2012

Fueron creadas en este paraíso Fiscal para beneficiarse de su legislación y de ventajas fiscales de estos productos

Hasta ahora pagaban un 7,8% de interés, cifra superior al 6% que estiman que abonarán el próximo mes de abril

Diferentes inspecciones fiscales desde hace más de 5 años han denunciado la práctica de reducción de intereses que generan este tipo de productos para las empresas matrices


Las participaciones preferentes se han convertido en un producto denostado por miles de ahorradores en España. Aunque el foco está puesto principalmente en los productos ofrecidos por las entidades financieras, son muchas las empresas que los han utilizado desde hace más de una década, la razón, las enormes ventajas fiscales y de financiación que obtenían utilizando como base paraísos fiscales como las Islas Caimán.

Este es el caso de la cadena hotelera Sol Meliá, que en 2001 constituyó en estas islas del caribe la sociedad Sol Melia Finance, exclusivamente para captar recursos por medio de participaciones preferentes que luego traslada a su empresa matriz.

El mecanismo era el siguiente. Las preferentes, son “acciones sin voto”, porque sus propietarios carecen de derechos políticos en esta sociedad anónima extraterritorial aunque gozan de un dividendo privilegiado, a partir del 2012 igual al Euribor a 3 meses que se le suma un 5%. La ventaja sobre las acciones es que  en caso de liquidación de la sociedad o suspensión de pagos, tienen la preferencia para la recuperación del valor desembolsado situándose delante de los accionistas ordinarios.

Por tanto estas acciones preferentes sirven también para algo muy importante, como es mantener el control de la empresa como propietarios sobre la sociedad filial y resolver problemas de financiación aumentando la disponibilidad de fondos propios a un precio originalmente por debajo del bancario.

Sol Meliá lanzó una emisión de 106 millones de euros en 2002 y fue todo un éxito para la empresa hotelera, de hecho, a día de hoy tienen un rating de BBB y 106.886.300 euros en circulación.

Las ventajas de los paraísos fiscales

Pero ¿Por qué Sol Meliá constituyó una sociedad en las Islas Caimán? Además de las facilidades legales gozó en los primeros años de un tratamiento fiscal nulo. El mecanismo es triangular entre el cliente, la sociedad extraterritorial y Sol Meliá en España. Así, Sol Meliá Finance capta fondos de quienes adquieren las participaciones preferentes y estos fondos se los traslada en forma de préstamos a la casa matriz. Por estos préstamos paga intereses a la filial (que está registrada en el paraíso fiscal como no residente) y esos intereses se los deduce en su impuesto de sociedades en España. La filial retribuye a los inversores en forma de dividendos (exentos de impuestos en el paraíso fiscal) que al proceder del extranjero no tienen la retención que se aplica a los intereses de todos los productos como una Libreta de Ahorros.

Esta “estrategia” fue tan descarada que hizo que saltaran las alarmas de la Agencia Tributaria. Hacienda calcula que desde 1997 a 2003, mas de 2,5 billones de pesetas fueron invertidos en paraísos fiscales y esto llevó a que en 2003 se aprobará la Ley sobre los movimientos de capitales, prohibiendo su emisión, regulando las ventajas fiscales pero con una amnistía fiscal que evitara pagar lo no devengado a Hacienda por las desgravaciones fiscales.

¿Adiós a las preferentes de Sol Meliá?

En este entorno nos presentamos en 2012, con un futuro pago de dividendo que rondará el 6% en el mes de abril (Euribor a 3 meses más el 5%) que será desde luego inferior al 7,80% de ejercicios anteriores.

Sin ventajas fiscales, con una caída de tipos de interés, Sol Meliá al igual que otras entidades parecen estar pensando en acabar con estos 106 millones en preferentes amortizándolos por otros de menor remuneración.

Gran ventaja para la empresa, pero no tanto para sus partícipes que verán muy mermados sus ingresos, y lo peor no será la primera vez que se ven afectados por las decisiones financieras de la familia Escarrer tras el fiasco de Meliá Inversiones Americanas.

Ante esta información, extraconfidencial.com se puso en contacto con Sol Meliá recibiendo la siguiente contestación: “A día de hoy, nuestra compañía no ha comunicado ningún movimiento al respecto, por tanto no hay información oficial para sostener los supuestos y conclusiones”.