Menú Portada
Castilla-La Mancha da el primer paso que extraconfidencial.com ya denunció hace tres meses

Sociedades mercantiles, Consorcios, Fundaciones, Entes Públicos y Organismos Autónomos alcanzan la cifra de 6.536 entidades

Mayo 27, 2010
pq_923_barreda.jpg

Hace apenas dos días, el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda dio un paso hacia el recorte del gasto de su administración, reduciendo el número de consejerías de diez a siete, disminuyendo la cifra de empresas públicas, reduciendo el gatos corriente y rebajando el sueldo de sus altos cargos del Gobierno.

Todo un primer paso que deberían seguir todas las administraciones, como denunció este medio en el mes de marzo haciendo pública las escalofriantes cifras de entidades públicas de las distintas administraciones. En esos días, la vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, insistía en disminuir el número de altos cargos para intentar reducir el gasto público, la realidad lo dejo todo en una quimera, y se ha trasladado en los amplios recortes sociales anunciados hace dos semanas.

Como mostramos en los cuadros adjuntos nuestras administraciones arrastran un auténtico holding empresarial constituido al amparo del Estado.

De todas ellas, tan sólo 420 pertenecen a la Administración General del Estado, es decir un 6,43% o lo que es lo mismo, Ayuntamientos y Comunidades Autónomas han construido un enjambre que supone casi el 94% del total de Sociedades Mercantiles, Consorcios, Fundaciones, Entes Públicos y Organismos Autónomos. Solo en el ámbito local existen 1.484 Sociedades Mercantiles, más del doble de la suma de las que tiene el Estado y las Comunidades Autónomas, y 1.865 Organismos Autónomos un 90% del total.

Pero aunque en número, la suma de Ayuntamientos y Comunidades superan mucho a las pertenecientes al Estado, no es así en gasto. Sólo el presupuesto de los Organismos Autónomos supera los 57.377 millones. La principal partida se la lleva el Servicio Público de Empleo Estatal que supera los 38.878 millones, un presupuesto desgraciadamente muy elevado por la situación actual con más de 4 millones de parados.

Pero por el contrario no tienen en cuenta las malas perspectivas nacionales cuando se gasta en la Agencia de Cooperación Internacional casi 1.000 millones de euros y por supuesto no se olvida del Ministerio de Igualdad de Bibiana Aido, con un presupuesto para organismos como el Instituto de la Mujer y el Instituto de la Juventud que se eñeva hasta los 57 millones.

Comunidades Autónomas a la cabeza del despilfarro

El sector público autonómico no ha hecho más que crecer en los últimos años, en un proceso que ni la crisis ha parado. Tampoco lo ha hecho la “imaginación” de los gestores que han buscado disimular su crecimiento a través de ingeniería fiscal como son las empresas de capital público, las fundaciones o los consorcios.

El resultado es que sólo las autonomías han aumentado en un 77% el número de empresas públicas que controlan, que acumulaban una deuda cercana a 15.000 millones de euros.

La mayor parte de estas empresas se sitúan en gobiernos autonómicos de Cataluña y Andalucía. A pesar del imparable crecimiento autonómico, el 53% del total de las sociedades mercantiles públicas pertenece a diputaciones y ayuntamientos, el 35% es para las autonomías y sólo el 12% restante depende al Estado.

Las fundaciones públicas, mientras tanto, han crecido aún más que las empresas, al contar tanto las que tienen finalidad asistencial, cultural, de investigación, educación o deportivos. Aquí la comunidad líder es Galicia, fundamentalmente por el uso de la figura de las fundaciones sanitarias como gestoras de los hospitales. Así mientras Galicia es la onceava junto a Extremadura en número de sociedades mercantiles, tiene casi el doble de fundaciones que la Comunidad de Madrid.

De los barros de entonces, vienen estos lodos, los cuales pagamos todos apretándonos el cinturón, ya solo queda un mes para la subida del IVA.