Menú Portada
Caamaño no consigue acabar con la amenaza de huelga

Sindicatos ricos, sindicatos pobres: Los representantes de los secretarios judiciales reciben 52.500 euros en subvenciones

Septiembre 21, 2009

Con el acto de apertura de Tribunales que ha tenido en la sede del Tribunal Supremo, ha quedado inaugurado un nuevo curso judicial pero bajo la amenaza de una nueva jornada de huelga, convocada por la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) para el 8 de octubre ante la falta de concreción del Gobierno de sus planes respecto a la Justicia a pesar de los intentos del ministro de Justicia de paralizar esta convocatoria antes de la apertura del año judicial.

pq_856_Caamano.jpg

A pesar del tiempo que ha transcurrido desde la toma de posesión del ministro Caamaño, seis días después de la anterior e histórica jornada de paro judicial del mes de febrero, la amenaza de huelga no desaparece, si no aumenta en los últimos días y es que a pesar de las continuas reuniones de la pasada semana con representantes de las distintas asociaciones de jueces el plan de actuación del ministerio de Justicia no convence, y creen que los recursos son insuficientes como igualmente son exiguos los recursos que da el Estado a los sindicatos judiciales.

Así la cuantía establecida para el ejercicio 2008 es de 52.500 €, a repartir entre la Unión Progresista de Secretarios Judiciales y el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales, concediendo a la primera 24.500 euros y a la segunda 28.000 euros.

Cantidades ridículas si las comparamos con las que reciben los sindicatos mayoritarios, tan sólo el Ministerio de Trabajo entregó 15,8 millones, repartiéndose más del 80% entre Comisiones Obreras y UGT, los mismos que jalean la subida de impuestos por parte del Gobierno, así se aseguran tener los bolsillos llenos a costa de todos.