Menú Portada
A partir de septiembre la empresa catalana tiene comprometidos derechos anuales por más de 500 millones

Sin una TDT de pago, ¿cómo rentabilizará Mediapro sus contratos con el fútbol?

Marzo 23, 2009

¿Cuánto tiempo hace que no escuchan ustedes la muletilla que los locutores de La Sexta repetían hasta la saciedad hace unos meses: “El fútbol, gratis y en abierto, como tiene que ser”? Pues posiblemente desde que las huestes de Mediapro se vieron triunfadoras en la guerra abierta por el fútbol con Sogecable, la empresa del Grupo Prisa que los ha explotado desde su puesta en marcha. Ya no hay que engañar a nadie, una vez los derechos de la casi totalidad de los clubes españoles están en su poder, había que pasar a la segunda fase, la de remitir a los que ahora ven hasta tres partidos en abierto cada fin de semana, a la plataforma de pago.

pq__roures1.jpg

Pero de repente Jaume Roures y los suyos se han encontrado que el Gobierno –aliado en esta guerra contra Prisa- no ha dado luz verde a que las TDT sean de pago. Todo está preparado, pero no hay una ley que lo permita. La futura Ley Audiovisual va para largo y en el mejor de los casos no estará vigente antes de final de año. Y lo que es peor para Roures, de momento, sin incluir la modalidad de pago. O sea, que Zapatero se saca un Real Decreto para salvar a su empresario amigo, o éste lo va a pasar mal, y por su culpa la inmensa mayoría de los clubes de fútbol.
Recordarán que de los 41 equipos que componen esta temporada la Liga de Fútbol Profesional –el Sevilla y su filial forman una sola entidad-, para la temporada 2009-10, sólo el Betis –Sogecable-, Atlético de Madrid y Getafe –Telemadrid- no están bajo contrato con Mediapro. Los equipos que pierdan la categoría serán sustituidos por otros que también tienen acuerdo con la productora catalana, y restaría saber con quién firman los cuatro que asciendan esta temporada de Segunda B. Pecata minuta en estos momentos.
Está también por determinar qué ocurrirá con el Real Madrid, que aunque ha firmado con Mediapro sin embargo Sogecable parece que tiene derecho de tanteo y que podría ejercerlo. Sea como sea, el problema para Roures es grande ya que si a los derechos de la Liga española sumamos los de la Champions que ha adquirido para darlos en nuestro país en la modalidad de PPV –en abierto los ofrecerá TVE-, la obligación de pago supera los 500 millones de euros anuales. Y dando en abierto tres partidos por La Sexta, la cadena con menos cobertura de España, ya les aseguro que no rentabilizan ni un 10 por ciento de esa cifra. Cantidad a la que hay que añadir la producción de cada partido, que supone otro pico nada despreciable.
No vamos a hablar de la Fórmula 1 para cerrar el círculo de los problemas de Mediapro porque ya en su día Telecinco anunció que pagando un tercio de lo que ha pagado La Sexta tenían dificultades para no perder dinero. Ni revendiendo derechos a canales autonómicos como está haciendo, podrá sacar tajada a los coches.

Los clubes, con el agua al cuello

El próximo 30 de junio, fecha en que acaba la temporada, más de uno y más de tres equipos de Primera división y unos cuantos más de Segunda, se acogerán a la Ley Concursal, la antigua suspensión de pagos. El Valencia será uno de ellos. Las economías del fútbol español están hundidas. Se ha vivido muy por encima de sus posibilidades y ahora, en plena crisis, cuando no hay créditos ni pelotazos urbanísticos que pegar, las cosas se pondrán imposibles para muchos.
Eso será como consecuencia del dispendio vivido los últimos años en los que los ingresos por televisión eran exagerados y en la creencia de que aún serían mayores, han gastado a cuenta. Mediapro duplicó cuando no triplicó lo que percibían de Sogecable, pero esos contratos comienzan a partir del 1 de julio. O sea, que a los que tienen problemas arrastrados se unirán los que lo van a tener cuando la productora no pueda rentabilizar lo que les ha firmado. Porque, ¿querrá Audiovisual Sport pasar por el aro y pagar a Mediapro por los partidos de PPV cuando toda su fijación ha sido eliminarla del mercado? Yo tengo dudas de que lo vaya a hacer. Ono, Euskaltel… Imagenio podría ser una solución a corto plazo, pero compartiendo un negocio montado para explotarlo en solitario. Menudo panorama.
¿Y la Champions, por dónde se verá?