Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Sin ningún sobresalto: El Real Madrid no da opción en La Rosaleda y se proclama justo ganador de La Liga

Mayo 22, 2017
sergio ramos marcelo

A la hora de la verdad, el Madrid dejó de jugar en el alambre. Parece como si supiera cuándo ponerle un poco de emoción al asunto y cuándo despacharlo por la vía rápida. Y cuando en juego está un título no hay bromas. Máxime cuando se trata de uno tan deseado como es LaLiga. La última vino de la mano de José Mourinho. ¿Se acuerdan de cuán diferente era todo? En esos entonces competir con el Barça ya era un logro. Ahora, Zidane ha puesto a los blancos un escalón por encima de su máximo rival en nuestro país. Ni uno es mejor ni otro peor, simplemente las circunstancias son diferentes.

El caso es que el Real Madrid se ha llevado su título número 33 de Liga de forma merecida y dejando una sensación de superioridad y tranquilidad que no se recordaba en estos lares. Es curioso cómo un equipo que tantas veces ha estado a punto de estrellarse, desprende esa aura victoriosa, esa absoluta convicción de que va a ganar. Incluso tras la derrota ante el Barça la mantuvo. Nadie (ni el propio Barça) dudó: el Madrid no iba a ceder ni un ápice. Lo ha ganado todo desde el clásico del Bernabéu. Y la verdad es que lo ha hecho bien, venciendo y convenciendo, haciendo gala de una pegada estratosférica y defendiendo cada vez mejor. La lesión de Bale le abrió definitivamente las puertas a Isco y este final de temporada el equipo merengue está jugando realmente bien.

Ante el Málaga, en cualquier caso, no le hizo falta mucho. En el primer minuto un despeje grotesco de la zaga del Málaga sirvió para que Isco pusiera solo ante Kameni a Cristiano. Esta es una de las mejores noticias de este Madrid: la conexión Isco-Cristiano es letal. A partir de ahí, el partido se equilibró. Los locales llegaron más y pasaron por fases en las que tuvieron más el balón. Míchel apostó por un 4-1-4-1 con Camacho de nexo con la idea de presionar, trabajar bien sin balón y aprovechar las ocasiones. Obviamente el gol del Madrid cambió los objetivos, aunque no el esquema. Llegó el Málaga y paró Keylor. Sandro aprovechó para dejar claro que va para grande y que -seguramente- irá a un grande.

Después del descanso el Madrid sacó el traje de faena y finiquitó el partido y LaLiga. El gol de Benzema dio por terminada la temporada, aunque asistimos a un pequeño lapso de asedio malaguista. A quince minutos del final, los jugadores merengues reflejaron síntomas de nerviosismo por perder una victoria que realmente nunca estuvo en peligro. Zidane ha conformado un equipo compacto y ganador. Que sea histórico o no dependerá de lo que ocurra en Cardiff.

Gris adiós a Luis Enrique en Liga

Y mientras el Madrid finiquitó la cuestión al minuto y medio, al Barça le dio por ponerle suspense. Un suspense completamente fútil, pero suspense al fin y al cabo. El Eibar se puso 0-2 arriba, Messi falló un penalti y el conjunto blaugrana terminó sacando el partido a trancas y barrancas, con más empuje que fútbol. Realmente fue un buen resumen de todo lo acaecido esta temporada, tanto en un lugar como en otro. El Barça a base de empujones y el Madrid ganando, ganando y ganando. Por suerte para los blancos, Messi sólo juega en el Barcelona.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuisManero