Menú Portada

Simeone vs Zidane: Apasionante derbi en los banquillos para dirimir qué técnico manda en la capital

Noviembre 18, 2016

El Real Madrid puede descolgar al Atlético de la Liga; el conjunto rojiblanco busca vengar la final de Milán

zidane-simeone

El derbi del próximo sábado (Atlético-Real Madrid, Vicente Calderón, 20:45 horas) significará el reencuentro en los banquillos de Diego Pablo Simeone y de Zinedine Zidane después de la final de Champions de Milán. El técnico argentino, que ya ha tenido partidos de postín durante el presente curso deportivo (Barcelona, Bayern, Sevilla), no llega con la firmeza de años anteriores en la competición doméstica. Por su parte, el entrenador galo, a base de suerte, empuje y pegada, se mantiene invicto en todas las competiciones. No obstante, este será el primer examen serio de la campaña para Zizou. Las alternativas en cuanto a sistema de uno y las bajas de otro les obligan a tomar decisiones que serán capitales para lo que acontezca en el verde.

Simeone: ¿Un pasito para adelante o uno para atrás?

Al ‘Cholo’ le molesta -y mucho- que solamente ahora los entendidos hablen de buen fútbol en el Atlético. El argentino considera ese análisis tramposo e injusto porque resta valor a todo lo conseguido en los últimos años. La evolución de la que tanto se debate ahora lleva tiempo gestándose. Y los problemas inherentes a ella también. Ya durante la temporada pasada el preparador coqueteó con sistemas más ofensivos, alineando en ocasiones un 4-3-3. Se dio la circunstancia de que en esa transición el equipo dio síntomas de fragilidad en la defensa, uno de los pilares de los éxitos de Simeone. Paradójicamente, la exigencia que el propio ‘Cholo’ se ha autoimpuesto, no deja lugar a la paciencia, por lo que esos experimentos se fueron espaciando cada vez más en el tiempo. Lo que está claro es que no son ninguna novedad. La evolución del argentino ha sido constante y, desde hace tiempo, el Atlético es capaz de alternar varios sistemas en un mismo partido. Esa versatilidad táctica le ha hecho si cabe más fuerte.

Pero este Atlético no se puede permitir una época de adaptación. Como equipo grande que ha vuelto a ser, depende -en gran medida- de los resultados. Y estos no han sido del todo positivos cuando el sistema ha sido más ofensivo. Que Koke actúe como mediocentro abre la puerta a jugadores de desborde como Carrasco o Correa, aparte de fomentar la creación en la medular. El hándicap, como reconoció Gabi, es que el cuadro colchonero pierde consistencia atrás. Esa seguridad la tiene cuando el internacional está en un costado y Gabi está acompañado por otro futbolista más apto para la destrucción como puede ser Tiago. Es lo de siempre: un futbolista explosivo suele rendir menos en tareas defensivas y viceversa. El equilibrio entre ambas facetas tal vez recaiga en Gaitán. Y en esas está el ‘Cholo’, debatiéndose entre ir a por el partido y ejercer de local o dar un paso atrás, rezagarse y confiarlo todo al fiel compañero atlético: el contragolpe. Una derrota le colocaría a nueve puntos del líder -el propio Real Madrid-. La decisión no será fácil.

Zidane: ¿Hay vida más allá del 4-3-3?

Las ausencias y los jugadores que salen de una lesión abren un nuevo panorama en el Real Madrid. Karim Benzema es uno de los convalecientes que, según lo visto hasta el jueves (entrenó con el grupo), podría estar disponible para el derbi. Lo que no está tan claro es que esté al cien por cien para salir desde el inicio. Esto, unido a la baja ya confirmada de Morata (sufre una lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha que le tendrá un mes apartado de los terrenos de juego), hace que, por primera vez en mucho tiempo, exista una alternativa táctica más allá del 4-3-3. Y es que el técnico galo podría dar la campanada y decantarse por el 4-4-2, en el que habría, a su vez, dos posibilidades: la primera, sin Benzema, es que Cristiano y Bale actúen en punta y la segunda, con el galo en el once, es que el jugador galés se coloque en la medular, en cualquiera de los dos costados.

Sin duda, el estado físico de Benzema le daría a Zidane la excusa perfecta para cambiar un sistema que hasta ahora ha sido intocable. De lo contrario, y con el francés en perfectas condiciones, su golpe de timón sería contundente y tachado de genialidad o ataque de entrenador, según fuera el resultado. Empero, lo más seguro es que la ‘BBC’ sea de la partida y el dibujo sea el mismo. En ese caso, lo más lógico es que Modric, Kovacic e Isco jueguen en el medio. Así, el Real Madrid sería más letal arriba y más débil en defensa. El dilema para Zidane, como ven, es muy similar al del ‘Cholo’. El francés, además, confía en el mismo recurso para matar al adversario: efectivamente, el contragolpe.

En cuanto a las demás ausencias, en el momento de escribir este artículo Casemiro y Pepe estaban prácticamente descartados.

Último derbi liguero en el Vicente Calderón

El del sábado será el último derbi liguero en el Vicente Calderón, razón que añade aún más emotividad al choque. Hasta el momento, en el feudo rojiblanco, el balance (en todas las competiciones) es el siguiente: 16 victorias para el Atlético, 22 empates y 26 triunfos para el Real Madrid.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99