Menú Portada

Sigue el caos en Ciudadanos: la diputada de Málaga, María Carmen Prieto, es apartada por discrepar de la línea oficialista y acusa a la cúpula de “ordeno y mando”

Febrero 20, 2017
mari carmen prieto

La diputada por Málaga de Ciudadanos, María del Carmen Prieto Bonilla, ha sido apartada de su cargo de portavoz de la Comisión de Igualdad y Políticas Sociales del Parlamento Andaluz, y antes fue también apartada en octubre de 2016 de la portavocía de Empleo, Empresa y Comercio, por discrepar de la línea oficialista que marca la cúpula directiva de C´s liderada por Albert Rivera.

María del Carmen Prieto denuncia, en concreto, “el ordeno y mando” del líder de Ciudadanos en Andalucía y portavoz de su partido en la Cámara autonómica, Juan Marín. La dirección regional se defiende indicando que es una reestructuración interna “para ser más eficientes” con la excusa de que “la diputada no sabe trabajar en equipo”. Desde Ciudadanos Andalucía señalan que “lo único que ha habido es una reestructuración de los parlamentarios en las distintas comisiones y que se trata de una cuestión interna de funcionamiento de grupo para ser más eficientes, nada más”.

Carácter dictatorial

El sector crítico de Ciudadanos ya avisa que con esta destitución se reafirma el carácter dictatorial que preside todos los movimientos de los hombres de Albert Rivera. “A quien discrepa de la línea oficialista, como la diputada del parlamento andaluz Marí Carmen Prieto no se le permite el debate y además se le margina. Con esto Ciudadanos se sube al caro de los partidos con escasa o nula democracia interna. El oportunismo y las ganas de perpetuarse en el sillón priman por encima de los intereses de los votantes”, afirman afiliados críticos de la formación naranja.

La crisis en el grupo de Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía es notoria. La parlamentaria por Málaga, a través de su cuenta en la red social Twitter, ha afirmado textualmente que Juan Marín le ha quitado la portavocía en la Comisión de Igualdad y Políticas Sociales “porque dice que no sé trabajar en equipo” y ha añadido que antes fue relevada de su puesto en la comisión de Empleo, Empresa y Comercio “porque sí”. María del Carmen Prieto Bonilla, nacida en Málaga en 1961, es licenciada en Filosofía y Letras especialidad en Historia Antigua por la Universidad de Málaga. Hasta su paso a la escena pública ha trabajado como Jefe Administrativo en la empresa privada y actualmente está en excedencia.

Mari Carmen Prieto entró en el Parlamento andaluz en sustitución de Irene Rivera, cuando ésta dio el salto al Congreso de los Diputados. Se encuadra dentro del movimiento crítico TranC’sparencia crítico contra el líder nacional de Ciudadanos Albert Rivera y el líder andaluz contra Juan Marín. A partir de ahora, Prieto ya no ostentará ninguna portavocía en comisión y se quedará solo como vocal de Ciudadanos en las comisiones de Asuntos Europeos y de Control de la Financiación de los partidos políticos. Desde Ciudadanos, no descartan que esta parlamentaria, que ha criticado duramente a través de las redes sociales la política llevada por Albert Rivera, sea expulsada de Ciudadanos o que se marche voluntariamente, como han hecho otros críticos como ha publicado Extraconfidencial.com en referencia al diputado valenciano, Jose Enrique Aguar.

La previsible marcha de esta diputada al grupo de no adscritos no provocaría cambios en la aritmética parlamentaria, toda vez que los 47 diputados del PSOE más los 8 de Cs, si se fuera esta diputada, suman 55, que es mayoría frente a los 53 que suman PP, Podemos e IU.

Una enmienda en el Congreso de Ciudadanos

La línea crítica de Mari Carmen Prieto hacia la corriente oficialista se vio en el último Congreso Nacional de Ciudadanos celebrado recientemente, ya que en él presentó una enmienda a la totalidad que pretendía dejar las bases del partido tal y como están ahora mismo. Es decir, pretendía mantener la referencia al socialismo. Los compromisarios afines a Rivera tumbaron dicha enmienda

Como también borraron de mapa la enmienda planteada por el diputado del Parlamento catalán Sergio Sanz -miembro de la corriente Mejor Unidos que lidera el ex diputado Jordi Cañas– que pretendía mantener la socialdemocracia como principio ideológico. Tampoco alcanzó el apoyo necesario la enmienda de Sanz y Cañas que proponía un modelo mixto entre la propuesta de la dirección y los estatutos actuales. Es decir, incluir el liberalismo progresista de Rivera unido al mantenimiento del “socialismo democrático”. Pero el rodillo de nuevo funcionó. Por ello, la referencia a la socialdemocracia ha desaparecido del ideario del nuevo Ciudadanos.

Manipulación de “absoluta desvergüenza”

Por su parte, Inmaculada Sánchez Ruiz, presidenta de Plataforma de Garantías Ciudadanas, ha afirmado públicamente que la IV Asamblea Nacional de Ciudadanos fue “un farsa”. “Todo es un cúmulo de incoherencias, palabras huecas que pretenden convencer de la farsa que ha sido el Congreso, manipulado hasta extremos de absoluta desvergüenza (…) Es de agradecer que no hayan podido engañar a gentes de bien de algunas comunidades autónomas, léase Galicia o País Vasco. Lo que no se esperan es que, poco a poco, serán más ciudadanos los que vean la realidad que esconden Vds. tras su falsa democracia interna y sus primarias manipuladas bajo, en algunos casos, coacciones en tono de consejos, tal que: deberías estar al lado de Albert o tú verás lo que puede pasar después”

Captura de pantalla 2017-02-17 a las 6.31.01

Inmaculada Sánchez Ruiz advierte de la manera de actuar del secretario de organización de la formación naranja, Fran Hervías. “Me parece descarado que vayan a institucionalizar el aleccionamiento de la gente, eso me suena a la más absoluta dictadura fascista y a una emulación descarada, de los modos y maneras de aquel loco que metió al mundo en guerra allá por el 1939, o usando los modus operandi de cualquier secta de las muchas que pululan por el mundo. Sr. Hervías, cualquier organización y más si es política en la que sus críticos no tengan cabida, está, por mucho que se empeñen ustedes, abocada al fracaso. Jamás enriqueció nada el totalitarismo ni la imposición dictatorial de las ideas, muy por el contrario, la discrepancia de opinión es lo que enaltece”.

Para la Plataforma de Garantías Ciudadanas “decapitar a quien expresa lo que piensa, defenestrar a quien pide instrucciones antes de actuar, expulsar sin derecho a defensa a personas que acudieron a su comité de garantías haciendo denuncias de irregularidades que se estaban cometiendo, haciendo uso de la supuesta vía legal que contemplan sus estatutos para esos menesteres; declarar ante la prensa que los que no obedecen ciegamente y piensan por sí mismos de entre las filas de su partido son personas toxicas, declarar que no se apoyaran a determinados partidos políticos y luego hacerlo… todo este tipo de cosas son las que les están restando credibilidad, no la opinión de personas ilusionadas que creyeron en el movimiento ciudadano y se afiliaron a este partido para trabajar por su proyecto y que Vds. se han encargado de manipular a su conveniencia hasta extremos de que de lo que era ya no quede nada”.

Para los críticos, la maquinaria del partido se ha constituido en apisonadora con el fin de desintegrar la disidencia y la crítica. “Ciudadanos es un partido único, con un candidato único y un discurso único, el resto solo aplaude”, dicen.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho