Menú Portada
El recurso del Betis por el partido del Athletic puede dejar sin final el campeonato, pendiente de una sentencia

Si la Justicia no es rápida, la Liga de fútbol no acabará el 18 de mayo

Abril 7, 2008

Si la Justicia ordinaria no es rápida, la Liga española, que tiene prevista la última jornada para el 18 de mayo, puede que no pueda acabar ese día porque quedarán pendiente de jugarse los 21 minutos que restan del Betis-Athletic de la 28ª jornada y que en su día el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol dio por acabado con el triunfo bilbaíno (1-2). El caso está recurrido por el Real Betis.

pq_491_pepeleon.jpg

A falta del interés por saber quién será el campeón de la Liga, algo que ya intuye todo el mundo, y con los puestos de descenso definiéndose bastante, la competición va a recuperar dentro de unos días un interés adicional. El que le va a poner el Real Betis con el recurso que interpondrá ante los juzgados de primera instancia de Las Rozas contra el fallo del Comité de Competición que da por perdido un partido cuando restan por jugarse más de veinte minutos. Un hecho con un único precedente en la historia de la Liga, en 1979, cuando en un Burgos-Betis, un botellazo obligó al árbitro a suspender el partido. Competición dictaminó el final del encuentro con 1-1 que señalaba el marcador y ya no se reanudó pese a que restaban 14 minutos. Ni a Betis ni a Burgos le hizo falta el punto para mejorar su clasificación –los burgaleses, últimos, perdieron la categoría, y Betis acabó quinto-.
Según Manuel Castaño, abogado y directivo del Betis, “al ser un acto privado, por delegación de la Federación Española, tomado por Competición, el Betis tiene 40 días naturales para interponer su demanda por la vía civil, ante el Juzgado de Primera Instancia de Las Rozas. En nuestro recurso le indicamos al juez que la liga acaba el 18 de mayo y que por tanto la sentencia debe ser rápida, porque hay muchos equipos implicados a los que afecta ese resultado. Por lo tanto, creo que en cuanto tenga la demanda la admitirá y tomará una decisión ya que, si no, el objetivo que se persigue no se puede conseguir”.
El Betis tiene cuarenta días para interponer el recurso, fecha que acaba el 4 de mayo, aunque se interpondrá antes. La inaudita decisión de Competición se basó además en un error de interpretación del reglamento federativo, que según su artículo 301 cuando un partido se suspende, en la reanudación puede jugar cualquier jugador inscrito en el acta, no obligatoriamente los que había sobre el terreno de juego en el momento de la suspensión, y sólo los expulsados o sustituidos no podrán hacerlo. Pero en palabras del presidente del Comité de Competición, Alfredo Flórez, “en anteriores ocasiones hemos optado por la reanudación del partido, pero todos los casos son diferentes. En éste, en concreto, el problema es que quedaban pocos minutos y el Athletic ya había hecho los tres cambios y habría tenido que jugar con diez jugadores y sin portero, lo que atenta contra el equilibrio de la competición“. Ni se sabe el reglamento que aplica cada semana.
Al ser una competencia que le es propia según los estatutos, la RFEF tuvo que delegar en el Comité de Competición la resolución sobre la continuación, o no, del Betis-Athletic y vino el lío y el escándalo.
Ayer mismo el presidente bético, José León, decía en Canal Sur que “hay que ser prudentes y valorar todos los aspectos. Eso lo dijimos en un momento pero ahora la situación es otra, y si luego te dejan fuera de competiciones europeas y demás, es un tema que debemos pensarnos muy bien“. Un contrasentido de lo manifestado hasta ahora.

Los dos partidos de sanción, para la próxima temporada

Y queda también por resolver si el Betis cumple o no la sanción impuesta de dos partidos fuera del Ruiz de Lopera por el mismo botellazo al portero rojiblanco. El Betis recurrió al Comité Español de Disciplina Deportiva para que sea éste quien juzgue si es o no correcta la sanción. Los juristas verdiblancos creen que no y además, como está en vigor la ley 19/07, la ley contra la violencia en el deporte, al no haber aún jurisprudencia, entienden que el CEDD se tomará su tiempo, con lo que unido eso al retraso que llevan en los temas, la competición va a terminar y el Betis jugará en su estadio los partidos ante Levante, Villarreal, Valladolid y Sevilla.
Esa ley, en su capítulo IV, en el artículo 15 deja bien claro que el árbitro puede suspender momentáneamente un partido, pero la suspensión definitiva la tiene que adoptar el delegado gubernativo que esté al frente de las Fuerzas de Orden Público. Clos Gómez se adjudicó esa potestad.