Menú Portada
Se sorteará el calendario de Liga de la próxima temporada

Si el CSD no lo impide, la RFEF aprobará hoy unas cuentas llenas de dudas

Julio 9, 2009

La Federación Española de Fútbol celebra hoy su asamblea anual, en la que entre otras cosas se sorteará el calendario de Liga de Primera y Segunda división. También se aprobarán las cuentas del ejercicio, que como ya hemos publicado en estas páginas, no se ajustan a la realidad de la RFEF al mantenerse en su patrimonio la perdida Ciudad del Fútbol, la sede federativa, en la que en estos momentos está en precario y de prestado. La inmensa mayoría de los asambleístas ni se mirarán el informe económico, con lo que sin duda respaldarán la gestión del equipo de Angel María Villar.

pq__villa_gaspar.jpg

En la dinámica marcada desde hace años del “aquí no pasa nada”, el fútbol español dará otro paso más en el apoyo incondicional a la gestión de Angel Villar, quien lleva cuatro años imputado por su presunta mala gestión al frente del órgano federativo. Pero da igual. El juez instructor no avanza en el proceso, el demoledor informe pericial apenas ha tenido efecto, y desde la Administración deportiva española se mantiene el silencio ante denuncias y hechos probados que al parecer o le da lo mismo o prefiere pasar de puntillas para no tener que intervenir.
Recordemos que las elecciones de hace un año cuando Villar fue reelegido también están impugnadas y en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el mismo que dictó sentencia contra la nulidad de la donación de los terrenos donde está construida la sede de la RFEF. A buen seguro cuando haya pronunciamientos judiciales en los tres temas citados, Villar habrá concluido su mandato de nada habrán servido las denuncias ni tan siquiera las sentencias.
Pero por si algún asambleísta no ha podido leer el informe remitido hace una semana por la RFEF y quiere saber qué es lo que va a aprobar, aquí les dejamos unas cuantas preguntas que podrían formular a la presidencia y que a buen seguro descolocaría al señor Villar y sus hombres fuertes, entre los que figura el también imputado por su paso por el Real Madrid, Ramón Calderón.

Preguntas sin respuesta

Por ejemplo, se le podría pedir que detallara la situación en que se encuentra la sede, la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, sobre las sentencias y últimos autos que ordenan el desalojo y la salida a concurso público del uso de la misma. También se le podría preguntar por qué dicen en el informe que han pedido una indemnización por daños y perjuicios al Ayuntamiento de 90 millones, cuando en realidad se pidieron 60, y por qué afirman que está pendiente de resolverse el tema en el Consistorio roceño cuando el Pleno rechazó la petición y zanjó el asunto. Y ya de paso se le podría interrogar por los riesgos existentes de que los tribunales puedan considerar dichas maniobras como un quebrantamiento de sentencia y tenga que intervenir el fiscal como apunta el TSJM en su último auto de hace menos de un mes.
Porque todo eso lo que tiene es una incidencia absoluta en las cuentas federativas al estar incluida como patrimonio valorada en 47,1 millones de euros sobre un patrimonio total de 60,8 millones. ¿Lo va a permitir el CSD?
Y si lo que se quiere es entrar a pedir explicaciones de las cifras, les recomendamos que cuestionen las siguientes:
– A qué proveedores se les adeudan 17.252.468,16 euros
– A qué afiliados y otras entidades deportivas se les deben 10.290.672,69 euros. ¿A la AFE, por ejemplo?
– Quién adeuda a la RFEF 838.500,78 euros y figura en las cuentas como de dudoso cobro.
– ¿Cómo se puede poner en la partida de deudores un montante de 32 millones de euros, y se especifique una sola partida bajo el epígrafe de “otras cuentas a cobrar” por un importe de 27.966.624,67 euros, o sea, el 85% del total?
– ¿Cuánto dinero dejó la Eurocopa 2008 y dónde ha ido a parar? Porque si en 2007 hubo 33 millones de superávit, cómo es que en 2008 con 23 millones de premio el superávit ha sido de 340.000 euros. Y de paso, no estaría mal saber si jugadores y entrenadores están al corriente de cobro.
– ¿Por qué los tres altos cargos de la RFEF han pasado de tener un coste en 2007 de 505.782,48 euros a otro en 2008 de 611.027,69 euros? ¿Es tolerable en plena crisis un incremento del 20,8 por ciento?
Y podríamos seguir, pero me temo que al pleno del fútbol español le da igual todo. Y desdichado aquel que se atreva a levantar la voz.