Menú Portada
El futbolista del Real Madrid está acusado de haber golpeado a un periodista en Córdoba

Sergio Ramos da plantón por segunda vez a la Justicia en una denuncia por supuesta agresión

Noviembre 25, 2008

El jugador del Real Madrid Sergio Ramos dio plantón por segunda vez consecutiva a la Justicia y no acudió ayer a una comparecencia en un juzgado de primera instancia de Córdoba por una denuncia formulada contra él por una supuesta agresión a un periodista de esa capital andaluza. Su abogado presentó un escrito con la declaración jurada del jugador, pero al ser ya la segunda vez que es citado y no acude el caso ha quedado visto para sentencia.

pq__SERGIO_RAMOS_DEDICA_GOL_GETAFE.jpg

Hace tiempo que son muchas las voces que apuntan a que Sergio Ramos, del defensa del Madrid y de la selección española, no camina por buenos lares. Las mismas voces apuntan a las compañías que frecuenta el de Camas como responsables de que el deportista no se conduzca como tal, y hay otras que apuntan a su representante y hermano René como una influencia negativa para el buen futbolista sevillano.
Cuando se sale tanto en la prensa rosa como en la deportiva, malo. Sobre todo si se es joven, fuerte y con poca formación. Hablan de malas inversiones financieras y de otras muchas cosas para justificar su irregular por no decir mala temporada deportiva con el Real Madrid. En la prensa deportiva se apunta a presiones del representante del jugador con la directiva madridista para que le revisen el contrato al alza como en su día se le prometió, pero fuentes del propio club dicen que en estos momentos no hay interés en tal mejora. Se especula con un posible interés del fútbol italiano y del inglés, y que Ramos estuviera presionando con ello. Igual ya le han remitido a la cláusula de su contrato para que la abone y se marche cuando desee. Pero claro, la cláusula asciende a 150 millones de euros y eso no lo vale ni lo ha valido nunca el lateral merengue.
En plena crisis deportiva e institucional todo este tipo de noticias provocan malestar en el club y en la afición, a la que nunca le ha gustado verle en sus salidas nocturnas, grabado por programas del corazón. Amigo de famosas, noticia por sus continuos escarceos amorosos, Sergio Ramos no vive su mejor momento. Y menos que lo va a vivir su el juez que le juzga en Córdoba le impone una pena por agresión por los incidentes del pasado 19 de julio en una discoteca de Córdoba, cuando el madridista presuntamente agredió a un reportero por grabarle sin autorización. El periodista sostiene que no hubo ni provocación ni grabación y de hecho nunca se han visto las imágenes. Pero como Ramos ya ha dado dos veces plantón a su señoría, igual la condena está más cerca de producirse que de quedar en nada. Desde luego, en peor momento no ha podido llegar este juicio.