Menú Portada
Juan Luis Cebrián, un caballo de Troya en la Tele 5 de Paolo Vasile

SER Madrid despedirá a 129 trabajadores

Febrero 15, 2011
pq_924_juan_luis_cebrian.jpg

En el segundo mes de más consumo televisivo, 260 minutos por persona y día, Telecinco y Cuatro marcaron su mínimo histórico, según datos facilitados por Barlovento Comunicación. Tele 5 cerró enero con un 13,4% de cuota de pantalla –perdió 0,4% respecto a diciembre-, y la segunda firmó un 6,3& tras dejarse dos décimas. La 1 de TVE aglutinó un 15,2%, la más vista por sexto mes consecutivo.

La limpieza en la programación de Cuatro ejecutada por mandato de Paolo Vasile no parece haber servido de mucho. La fusión obligó al italiano a asumir como compañero del Consejo de Administración al consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, que dejó al Grupo con un agujero próximo a los 4.500 millones de euros. Pésima gestión empresarial desde que falleció Jesús de Polanco y peor aún de personal.

Secretos de curriculum

Cebrián lo anunciaba recientemente: PRISA prepara un ajuste de personalque reducirá un 18% su plantilla. El recorte, que comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), afectará a2.000 de sus 8.000 empleados en Españay a 500 de los localizados en América y Portugal. La primera empresa de comunicación españolano precisaba en su notacuáles serán lascompañías más perjudicadas.

Porque la SER no levanta cabeza desde que Paco González, Pepe Domingo Castaño y Manolo Lama abandonaran el barco de la madrileña calle de Gran Vía para trasladarse con sus micrófonos a la COPE de los Obispos. Menos ingresos publicitarios para Carrusel Deportivo y, por ende, reducción de personal obligada. El trasvase del núcleo duro del equipo de Deportes de la cadena de radio de PRISA servirá de argumento, no lo duden, para un futuro libro. Lo que sí podemos adelantarles desde estas páginas es que los responsables de ese recorte de personal anunciado ya tiene número en la SER de Madrid: un total de 129 profesionales de la emisora de la capital de España perderán su puesto de trabajo.

De hecho, muchos de los posibles afectados ya han comenzado a enviar sus curriculum vitae a cadenas de radio de la competencia. Muchos secretos llevan consigo tras su paso por la SER. Poco a poco los iremos conociendo.