Menú Portada
Zapatero deja su mandato sin conseguir el derecho de veto sobre el fondo de rescate

Según los datos, España debe estar en el primer vagón de la Unión Europea

Diciembre 11, 2011

Del “acontecimiento histórico de este planeta” a despedirse con un nuevo fracaso. Han pasado poco más de dos años del anuncio de la entonces secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, sobre la coincidencia del mandato de Barack Obama con la presidencia española de la Unión Europea, un mandato que pasó con más pena que gloria y cuyo líder José Luis Rodríguez Zapatero cierra año y medio más tarde su paso por la UE no consiguiendo para España reservarse el derecho de veto sobre el fondo de rescate, algo que sí ha conseguido la maltrecha Italia del tecnócrata Monti

Todo un golpe y reto para Mariano Rajoy que en los próximos meses tiene que recuperar todo el peso perdido en la Unión Europea de cara a no verse perjudicados por la próxima reforma de la Política Agraria Común que puede costarnos muchos millones de euros para nuestro campo, negociar los presupuestos de la UE para el periodo 2014-2020 y, especialmente, ser una voz importante en negociaciones de medidas económicas y fiscales como las de este fin de semana pasado en Bruselas que aparentemente han sentado las bases para salvar el euro, una moneda que el próximo 1 de enero cumplirá 10 años con más dudas que nunca.

La razón, la tiene, y es que a pesar de la crisis, el peso de España le sitúa entre las 5 mayores economías de la Europa de los 27, y si separamos al Reino Unido que ha vuelto a dar la espalda a la UE, la cuarta de la zona euro, unos datos que pueden contrastar en el siguiente cuadro.


Fortalezas y debilidades

A pesar de la caída y estancamiento de los últimos trimestres España es el quinto país en PIB y población de los 27 y si se consigue relajar la prima de riesgo encara en mejor posición que la mayoría de países su endeudamiento. Y es que como podemos comprobar en la media en deuda pública, tiene mucho mejor ratio que Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. Y lo que es mejor: se encuentra por debajo de la media en deuda per cápita que estos cuatro países aunque en cambio el PIB por habitante es el menor de los cinco países que con el 62 % de población, contribuyen con el 71 % del PIB de los 27.

Eso sí, quedan grandes retos: el principal, reducir el paro y así aumentar el PIB, además de conseguir una mejora de la productividad y cumplir los objetivos de ajustar el déficit. Esa es la tarea principal del nuevo presidente para España y reivindicar el papel de nuestro país en Europa.